Antigua Venta El Culebrín (Monesterio-BA)

Antigua Venta El Culebrín (Monesterio-BA)

Escrito por: Curro    30 marzo 2015     Sin comentarios     3 minutos

Ficha

Antigua Venta el Culebrín

A-66 salida 730 Ctra. N-630. Km. 730,5 - Monesterio Badajoz

Teléfono: 924.516.139/649.480.890

Tipo de cocina: regional

Plato recomendado: migas

Recomendación: No es el complejo de arriba, bajar un poco la carretera

Precio medio: 15-18 euros

ibericosdelculebrin.com

4,6 (sobre 5,0)

Los que llevamos muchos años viajando recordamos con cariño las antiguas Ventas que en muchos casos eran las casillas de peones camineros reconvertidas en unos restaurantes muy especiales, pues la cocina, con su lumbre baja y los productos de matanza colgados cerca de la misma, con alguna mesa para los clientes y donde se comía de una forma muy agradable, al menos para los que nos gusta este ambiente. Estaban situadas normalmente en carreteras secundarias (en realidad casi todas eran secundarias), por supuesto de dos direcciones y más bien estrechas. ¡¡¡Qué buenos recuerdos nos traen las mismas!!!.

Al día de hoy por la situación, el entorno y la forma de preparar los platos creemos (no lo hemos confirmado) que debe ser de estas que nosotros decimos pero actualizada, pero no completamente reconvertida afortunadamente. Es un establecimiento “familiar”, donde los platos son contundentes, se pueden degustar todas las piezas del cerdo procedentes de la fábrica que existe al lado y preparadas de una forma natural. Entre ellas el lagarto, una pieza del cerdo, situada al lado del espinazo y que fué descubierta por nuestros compañeros de viaje (ya la habían tomado en Jabugo y aquí volvieron a pedirla, señal de que les gustó).

buenas y suculentas migas

Pero esto es la historia, vamos al día de hoy. Una carta amplia donde se puede comenzar con las chacinas y quesos de la zona, con algún producto diferente (el mogote de bellota adobado, la papada ibérica en láminas) y entre los quesos la torta de la La Serena (algo más ligera que la torta del Casar), o quizás una ensalada (especial la de perdiz de la zona) o una sopa caliente o fría (de pescado o picadillo y salmorejo o gazpacho).

lagarto para comer

Algo más contundente también para compartir son las tostas o raciones como las migas extremeñas o la sartén de huevos rotos, que lleva migas, huevo frito y chorizo que es por la que nos hemos decidido. Un plato completísimo que fué por el que nos hemos decidido. Y llegan los segundos platos, como hemos dicho antes hubo algunos compañeros que repitieron de lagarto. Tenéis fotografía del mismo en la parrilla y luego emplatado. Todo natural.

callos con garbanzos

Además en estas ventas el ambiente invita a tomar platos contundentes, sobre todo si hace frío. Uno de los comensales ha pedido unos callos con garbanzos, que evidentemente hemos probado. Para nuestro gusto un poco “flojos”, tanto de textura de la salsa como de su sabor, pero evidentemente eso va en gustos, quizás una salsa más densa y más fuerte de sabor no liguen bien con los callos, pero estaban muy buenos.

pies de cerdo

En mi caso particular, siempre que voy a un establecimiento con personas de confiaza, donde sirven pies de cerdo, los pido pues es un plato apetecible y difícil de preparar. En este caso eran guisados, de cerdo ibérico, en su punto de cocción, con salsa y bien presentados. Los postres que se tomaron fueron arroz con leche y natillas, ambos caseros y correctos.

arroz con leche

Por supuesto que también tienen algunos pescados, pero ya dice el refrán “donde fueres haz lo que vieres”, que aplicado al tema gastronómico es aprovecha los productos de la zona y disfruta de ellos, que en otros sitios no podrás, en este caso los distintos cortes de carne de cerdo conocidas y menos conocidas (secreto, presa, pluma, látigo, castañeta, el ya nombrado lagarto, mogote, guarrito, rabito,…). Seguro que os gusta y los precios son muy, pero que muy correctos.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.