29 agosto 2014 Un jamón

entrada

Hay veces que al entrar en un establecimiento dices “me va a gustar”. Esto es lo que te va a ocurrir cuando entres en Arco de Goya, donde te “recibe” una barra llena de pinchos y una atractiva carta para tapeo y de raciones, pero que seguro dispone de aquel plato o aquel pincho que te apetece en ese momento.

Situado en la Plaza Mayor, lugar casi de paso obligado cuando se visita Chinchón, donde seguro que vais a encontrar algún “recuerdo” gastronómico de los muchos que nos ofrecen, artesanos en la mayoría de los casos (bollería especialmente), sin olvidar el anís, componente de muchos de los mismos.

Barra-bien-surtida

Nosotros tuvimos la suerte de visitarlo cuando se celebraba La Ruta de la Tapa, en la que los establecimientos participantes presentaban dos tapas al concurso, una debía incluir un ingrediente local (muchos de ellos eligieron el anís o el ajo) y la otra tapa era libre. En este caso presentaron “Croqueta castellana con anís” y “Patatas bravas riojanas”.

croqueta-con-espinacas

La croqueta castellana con anís (fotografía superior) era una croqueta de sopa de ajo sobre una base de crema de espinacas y cebolla. Una presentación elegante y sobre todo un sabor muy logrado de la croqueta. Armonía en el conjunto.

Plaza-Mayor

En la fotografía inferior podéis ver las patatas bravas riojanas, como todos sabéis las patatas a la riojana tienen principalmente en su composición patatas y chorizo, en este caso estas patatas se convierten en puré que es la salsa que acompaña a las patatas preparadas de la forma habitual.

patatas-bravas

Aunque es un bar restaurante podréis disfrutar de unas excelentes zapatillas de varios tamaños, del 38 al 45, cada una de una composición diferente. Esta última recibió el premio de la Ruta de la tapa en el año 2011. Seguro que vais a disfrutar.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *