11 octubre 2011 Cosas Ricas

El azafrán es un producto exclusivo, que se planta en formato de bulbos, ya que es una planta estéril. Se aprovecha solamente los estigmas, que tienen tres por cada flor.

La siembra se realiza durante los meses de Junio-Julio y se recoge la cosecha en octubre-noviembre, debiendo ser realizada toda la tarea en el mismo día, ya que en caso contrario se estropean.

Se recoge la flor entre la madrugada y las diez de la mañana, ya que la rosa florece al amanecer y debe permanecer el menor tiempo en el tallo, pues se marchita.

Normalmente la labor de recogida la hacen los hombres y las mujeres proceden a efectuar la selección, guardando los estigmas para que sean secados lo más rápidamente posible y siempre en el mismo día, pues todo el proceso debe hacerse continuo, dada la fragilidad de la flor y el producto obtenido.

Nosotros no entendemos una paella sin azafrán. En algunos establecimientos, con cierto renombre, hemos encontrado que elaboran la misma con pimentón o colorante, el sabor cambia por completo. De hecho ha sobrado paella y hemos pedido que nos la prepararan para llevar y nos han dicho que no tenían recipiente ¿pensaban que la íbamos a analizar?.

El azafrán es caro si se mira en el peso, pero tiene un enorme poder para transmitir el sabor a los alimentos. Su precio, proviene de su laboriosidad y delicadeza, teniendo en cuenta que para obtener un kilo de azafrán son necesarias 200.000 flores, sin quitar ni poner ningún cero.

Somos unos enamorados de ésta especia, si lo pensáis bien parece caro, pero en una paella para cuatro personas, con un solo euro de azafrán conseguís un sabor fuera de serie. Probarlo, quitar alguna gamba, reducir cualquier otro producto, pero no eliminéis el azafrán.

También podéis probar platos que os parecerán sorprendentes y que conseguiréis que vuestros invitados queden mucho más satisfechos si agregáis al pescado (con alguna salsa ligera), azafrán. ¿Y si agregáis azafrán a la fabada o al cocido?, por probar que no falte.

Es la especia más cara del mundo, pero siempre ha ocurrido así, pues siempre ha costado más que su peso en oro. Si no sabéis o no podéis tostarlo bien, lo venden ya tostado y pulverizado, por lo que la preparación es mucho más rápida.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *