27 septiembre 2011 Segovia, Un jamón

Tiene todo para ser un gran restaurante, buena ubicación, mesas amplias, buena calidad y una carta extensa. Pero hay algunos detalles que no nos han gustado que describiremos al final.

Agradecer que al principio de la carta indican que el pan y el aperitivo tienen un costo de 2,50 euros, que se indique si no se quiere. Nosotros recomendamos no renunciar al mismo, pues el pan es tipo candeal (una libretita) y el postre es un ajo blanco malagueño con frambuesas. Merece la pena.

Como hacemos muchas veces, pedimos alguna ración al centro para compartir y como segundo plato cada uno elige lo que desea. En este caso nos hemos decantado por las croquetas de champiñón chino y gambas, los pimientos italianos rellenos de chipirones encebollados sobre su propia salsa y boletus a la plancha con trigueros y foie gras fresco.

La primera sorpresa es que las croquetas las sirven individualmente, pero son de un tamaño aproximadamente el doble de lo normal. Igual ocurre con los pimientos. Es un pimiento verde relleno, servido individualmente por persona. Demasiado. Pensábamos compartir y hubiéramos tomado un pimiento por cada tres personas. Pero…

De segundo habíamos pedido la ternera Angus. Una ración consistente, pero que después de las cantidades de las entradas fué difícil de asimilar, quedando en algún plato cerca de media ración.

Sorprendente el queso brie en costra de almendra con reducción de zumo de naranja. El plato de chuletillas, completo, calidad y exquisitas. Dos de los platos más equilibrados y sabrosos.

A los postres llegamos más bien derrotados, si bien hay una amplia variedad y son caseros. El flan de huevo casero y los sorbetes fueron los solicitados.

Como obsequio final (se nota el control de alcoholemia), nos ofrecieron una mousse de mango con granizado de mojito. Opcional la mezcla, hubo todas las opiniones, por lo que pensamos que estaba muy bueno, ya que sólo, mezclado, estaba bien.

Al principio decíamos que había algo que no nos había gustado: Al hacer la comanda, nos podían haber advertido de la cantidad de las raciones, es mucho. Si pedimos una ración de croquetas pensamos que son croquetas de tamaño normal, no el doble. Si pedimos una ración de pimientos rellenos, no es un pimiento para cada uno. El tema no es vender mucho, sino que el cliente quede satisfecho.

El otro punto es que nosotros siempre revisamos la cuenta (se lo recomendamos a todo el mundo). Nos habíamos dado cuenta de que las aguas (4 en total), las habían cobrado en lugar de a 2 euros a 3 euros. No dijimos nada y pagamos, son 4 euros. Pero al comentárselo a la señorita (no reclamarlo), nos dijo que era así, que había sido por la subida del IVA (de 2 a 3 euros, además la subida del IVA fué hace un año), nos intentó decir luego que habían incluído el IVA (el IVA de 2 euros son 16 céntimos, no un euro). Después de haber pagado 40 euros por persona, no se puede discutir por 4 euros. Además el vichy de 1/2 cuesta 2 euros. Nosotros habíamos pedido vicky de 1 litro, que cuesta 2,5 euros. Como no estaba fría la de litro, pusieron dos de medio, por lo que ya llevábamos 1,5 euros de más. Al final dijo que si queríamos nos devolvía los 4 euros, dijimos que sí.

  • Precio Medio: Carta 40 euros. Se podría rebajar a 30-35 si asesoraran bien
  • Recomendación: Aclarar las dudas antes de hacer la comanda.
  • Plato preferido: croquetas, chuletillas de lechal
  • Dirección:
    Brasería de San Rafael
    Avda. Alto del León 56. San Rafael (Segovia)
    Tel.: 921.171.790

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *