14 febrero 2017 Madrid, Remitido

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En todas las capitales existen edificios o lugares icónicos, que son de paso obligado no solamente para los turistas o visitantes, sino para las propios habitantes.

En este caso hablamos de la Puerta del Sol, a la que vamos no digo que a diario, pero si con cierta frecuencia porque encontramos tiendas ya desaparecidas en otros barrios, o recordamos viejos tiempos como el tomar un bocadillo de calamares, o … donde volvemos por Navidad. Estos cinco establecimientos están a diez minutos de la Puerta del Sol, por lo que es fácil visitarlos.

Restaurante Los Galayos

El Refugio, Los Galayos

En la Plaza Mayor, un clásico entre los clásicos, y es que Los Galayos es uno de los restaurantes centenarios de la capital, con 121 años de buen hacer a sus espaldas. Dos propuestas para quienes opten por este hot spot: una más informal, en su sabrosa zona de barra, donde no faltan los pinchos y raciones –que nadie deje de probar sus patatas revolconas con torreznos- y otra para quienes vayan con más tiempo, en uno de sus variados salones, todos ellos distintos, para disfrutar de la cocina castellana actualizada de su carta. Uno de sus platos estrella es el cochinillo y los incondicionales del cocido madrileño seguro que no dejan ni gota del de su puchero de barro…

La Rollerie – Mayor, 24. Tel. 91 756 92 71

La Rolleriģe, Mayor 1

Si buscas algo más ‘internacional’, solo tienes que cruzar la acera y adentrarte en La Rollerie un coqueto espacio que ha conquistado el corazón -y el paladar- de sus clientes con una extensa y divertida carta con platos como las Brochetas de pollo Satay, tapas pensadas para compartir como la Fondue de queso, donde el recipiente es la hogaza de pan o postres como sus famosos Rolls de canela con diferentes toppings. Además, hay 13 desayunos diferentes y 4 tipos de brunch que pueden tomarse los 7 días de la semana…

Las Uvas Dulces – Santiago, 3. Tel. 91 548 83 75

Las Uvas Dulces - Vistas sala desde barra

Con una cocina non-stop y para todos los bolsillos, ubicado a pocos metros de Ópera, el Teatro Real, la Almudena, la Plaza de Oriente, Sol o el Mercado de San Miguel, es decir, en pleno ‘cogollo’ turístico de la capital, y con varios espacios para explorar y disfrutar según el momento. Su amplia y luminosa barra, el salón interior o el de la cueva de la planta baja, lo convierten en la parada perfecta para quien busque disfrutar de unas cañas bien tiradas, copas o cócteles recién agitados. Entre sus recetas destacan el Pulpo a la brasa con patata revolcona, los Soldaditos de Pavía, premiados como la mejor tapa Mahou 2014; ensaladas y pastas; una selección de riquísimas pizzas artesanas o la Hamburguesa ‘Las uvas dulces’. Por supuesto no se olvidan de los postres, todos caseros. En definitiva, un espacio agradable con igual trato, céntrico aunque alejado del ruido y con una oferta divertida genial para compartir.

La Barra del Sandó

Barra, La Barra de Sandó 2

Ahora nos vamos a la Plaza de Santo Domingo donde La Barra del Sandó nos ofrece la propuesta más informal del restaurante Sandó, y también a pocos pasos de la Gran Vía madrileña, por si el plan incluye un musical… Su propuesta son unos suculentos pinchos, como por ejemplo el Pulpo asado con puré de patata ahumada, Steak tartar de cebón templado, Ensaladilla trufada, Alcachofas en tempura, Jamón sobre tumaca… Un oasis en el bullicio del entorno.

La Malaje, descubriendo el Sur

Processed with Snapseed.

Este restaurante que se ha convertido en referencia por su interpretación gastronómica del Sur, capitaneado por Manuel Urbano, donde su barra de tapas al estilo granaíno’, es decir, ricas, sabrosas y contundentes, hará perder ‘er sentío’ a más de uno… Si el flechazo es irremediable, siempre se puede acabar en una de las mesas de su precioso comedor y disfrutar de alguna de las creaciones más elaboradas del chef.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *