ESTRENAMOS COCINA

Escrito por: Maximo    18 octubre 2010     3 Comentarios     2 minutos

Hoy contamos un tema personal, de nuestra oficina, donde hemos modificado la cocina que tenemos para hacer diversas pruebas y por supuesto, ensayar recetas y degustar productos. También hacemos muchas comidas "de diario".

Por eso de que hay que ser cocinero antes que fraile, nosotros somos de los que también hacemos nuestros pinitos en la cocina.

Recientemente hemos modificado y reestructurado la nuestra, no de las que salen en las revistas, pero sí para hacerla más funcional y cómoda.

marmitaco-pochando

Pochamos la cebolla, pimiento verde y ajo

Queremos dar las gracias a Dublín cocinas, del polígono Európolis de Las Rozas. Decir que si las obras se realizaran con la profesionalidad que han realizado ellos la instalación de los muebles, no sería “tan duro” iniciar las mismas. Los muebles estaban a la fecha prevista, el montador llegó en la fecha prevista (Carlos, un gran profesional), la encimera llegó un día antes de la fecha prevista y todo de acuerdo al diseño y plan que había realizado Laura, alma mater de la tienda de cocinas.

marmitaco-patata

Agregamos la pulpa de pimiento choricero y las patatas. Rehogamos ligeramente.

Cuando estuvimos en la tienda, como decoración, tenían un cazo que desde el primer momento nos llamó la atención. Pedimos que nos lo regalaran, pero el propietario se resistió, porque decía que ya no lo fabricaban. Al final nos consiguió uno (ha sido el único regalo que hemos obtenido por la compra).

marmitaco-bonito

Cuando esté cocida la patata (solamente cuando esté totalmente cocida), agregamos el bonito y retiramos del fuego.

Lo hemos estrenado con un marmitaco de bonito. Está terminando la temporada, pero aún se pueden encontrar ejemplares adecuados. Nosotros nunca publicamos recetas, porque la personalización de la misma es la que consigue complacer o no a nuestros invitados o familiares. Por ello, no la describimos de una forma exhaustiva, sino simplemente una fotografía con los pasos que hemos seguido. Por supuesto, realizada en el cazo que nos han regalado.

marmitaco-final

Marmitaco ya terminado y listo para consumir.

Queda pendiente una fabada en el referido cazo. Fué una de las excusas que dimos al propietario para que nos lo regalara, que le invitaríamos a una fabada si nos lo regalaba. Os contaremos como la hemos hecho.

Dos trucos : la patata, al partirla, no terminar el corte sino tirar, con el fin de que al cocer se espese el caldo. El pimiento choricero podéis utilizar unos botes que se denominan “pimiento choricero en pulpa, carne de pimiento choricero, etc.”.

TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

  1. Silvia SG dice:

    Qué pinta tiene…!! qué ganas me entran de comer a estas horas de la mañana!!
    (Se ve que en guia Maximin todo tiene buena pinta!!!!)

  2. Fernando dice:

    Riquísimo plato. Buen truco el de partir la patata y el añadir el bonito al final. Mi mujer la hace muy bien pero le diré el truco de la patata.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.