11 junio 2012 Remitido

El Gin Tonic está de moda. Una de las partes integrantes del mismo es la tónica, a la que debemos dar la máxima importancia pues nos va a llevar a una bebida más selecta, diferente, con mayor calidad y podremos disfrutar de ella largamente.

¿Y cuales son sus razones? Unos ingredientes de calidad superior y el proceso de elaboración de los mismos, pues las hojas y raíces de lemon grass (limoncillo), lima kaffir y enebro se fermentar durante siete días, siguiendo un método que se utiliza desde 1905. Por ello es la preferida de Sibaritas y gourmets.

La fermentación consigue que se generen trazas de alcohol que se mezclan, sin diluirse, consiguiente una perfecta integración del destilado. Los aceites esenciales de los botánicos, obtienen una tónica ligeramente amarga y su dulzura proviene del limoncillo, que aporta su fuerza y exotismo en boca y en nariz.

Su personalidad ha conquistado con fuerza a todo aquel que la prueba. Dos formatos a disposición : de 125 ml. ideal para los medios gin tonics y el nuevo de 200 ml. Sola con hielo, con ginebra, vodka u otros destilados, supone un refrescante placer en cualquier ocasión.

También te puede interesar