LA HUERTA DE LLEIDA (MADRID)

LA HUERTA DE LLEIDA (MADRID)

Escrito por: Maximo    18 diciembre 2009     3 Comentarios     2 minutos

Evidentemente es un restaurante con especialidades catalanas, si bien, según nuestra modesta opinión, los caracoles son la especialidad, al igual que en toda la provincia.

Quizás sea un plato un poco especial, algunas personas no les gustan, pero los caracoles a la llauna (lata), donde más nos han gustado siempre ha sido en toda la provincia de Lérida.

Pero bueno, no empecemos la casa por el tejado.

calcots

La huerta de Lleida es un restaurante con solera en Madrid, lleva instalado varios años, en la renovada Plaza de Santo Domingo, un lugar céntrico, donde se pueden degustar las especialidades catalanas.

En la época de los calcots (finales de diciembre hasta marzo), es uno de los platos típicos y donde se pueden encontrar, pues no son abundantes en las cartas madrileñas. Es un producto similar a la cebolleta, que se hace a la parrilla, sin limpiar. Se sirve en una teja caliente (al menos en los que conocemos), procediendo el comensal a eliminar la capa exterior, que es la que está algo quemada. Se añade salsa romesco y se toma tal cual, entero, con la mano. Para mantener la camisa limpia, facilitan un babero.

caracoles

Otro de los platos son los referidos caracoles a la llauna. Son los caracoles normales pero a la parrilla, con mantequilla o aceite y algunas hierbas. Hay que decir que no estén muy pasados, pues se quedan secos y se rompen al extraerlos.

Entre las entradas destacamos la escalivada o las distintas ensaladas, así como los primeros ya mencionados, además de embutidos.

Como segundos platos, entre los pescados destaca el bacalao, preparado de diversas formas. En carnes destacamos el conejo con all y oli o la butifarra con escalivada.

plaza santo domingo

De postre, la crema catalana.

Siempre recomendamos tanto en los establecimientos, como si se viaja a otro país, tomar los productos típicos del mismo. Eso también es cultura. No queremos obligar a nadie, pero, por ej., un entrecot o un solomillo es más fácil de encontrar que los calcots o los caracoles.

Los precios, si bien los platos lo merecen, nos parecen un poco elevado. Al final la cuenta suele sorprender.

  • Precio Medio: 40-50 euros
  • Recomendación: Reservar.
  • Plato preferido: calcots (en temporada), caracoles, bacalao
  • Dirección:
    La Huerta de Lleida.
    c/ Cuesta de Santo Domingo, 16
    28013 Madrid
    Tel.: 91.547.80.80/91.542.90.44

TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

  1. Luis dice:

    Acudimos con la intención de probar la auténtica comida catalana sin tener que desplazarnos hasta dicha comunidad autónoma, es decir, directamente en Madrid. Habíamos oído y leído acerca de este restaurante muy buenas opiniones y sin duda íbamos convencidos de que saldríamos contentos de allí. Ilusos de nosotros…

    Nada más terminar la comida y haber pagado la cuenta (precio exagerado para lo que comimos y una media de precio brutal por comensal) nos dimos cuenta que había sido el peor dinero invertido quizás del último año.

    – El servicio es de lo peorcito. Tienen un maitre indio que no domina nuestra lengua y todas las especificaciones que le hicimos a la hora de que nos tomara nota fueron totalmente pasadas por alto. Ante esta tesitura el dueño del restaurante se negó a cambiarnos ciertos platos por otros con nuestras especificaciones argumentando con muy malos modos que sabíamos a donde íbamos (¿?)

    – La comida sinceramente deja mucho que desear y las opiniones que hay por internet creo que están excesivamente infladas sobre este restaurante. Las carnes, las verduras y “su especialidad” los caracoles, haría una lista de restaurantes en madrid (catalanes y no catalanes) donde por el mismo precio le dan vuelta y media a la viandas de este restaurante.

    – El local es pequeño y el comedor de abajo esta falto de iluminación. No es que no veas lo que comes, que casi, sino que cuesta diferenciar a los comensales de una mesa alargada…y mira que en la reserva le dijimos al dueño que queriamos comer arriba, pero nada, una vez más nos tomaron por el pito del sereno…

    – A la hora de reservar pedimos ir a comer 6 personas a las 14:00h ante lo cual el dueño se mostro de acuerdo y no puso ningun problema por telefono. Llegamos a las 13:45h y hasta las 14:30 el buen señor, por llamarlo de alguna manera, nos tuvo esperando en la calle argumentando que tenia el restaurante lleno “por el primer turno y porque durante la semana tiene el restaurante vacio y hay que aprovechar” (alucinante). A pesar de este gesto de mala educación decidimos quedarnos por nuestras grandes ganas de comer buenos calçots en Madrid.

    Una lástima de restaurante, tanto en la comida como en la gestión del mismo por parte de sus responsables. Un sitio donde se fallan las dos premisas más importantes de un buen local de restauración: El trato al cliente y la materia prima.

    Un tachón en mi lista, y bien señalado para no repetir jamás…

  2. Maximo dice:

    Luis, lo sentimos que te haya decepcionado. Lo de los precios altos ya lo comentamos en nuestro artículo, lo de la mala educación no es de recibo, no se puede admitir. Sobre el resto, pues de verdad, para no volver. Estamos de acuerdo contigo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.