JOYAS EN EL CAMPO

JOYAS EN EL CAMPO

Escrito por: Maximo    9 noviembre 2007     Sin comentarios     2 minutos

Es época de setas, unas verdaderas “joyas de campo”.

Cada vez es más numerosa la cantidad de personas que disfrutan recogiendo dicho producto como posteriormente degustándolo en la mesa, pues además de ser un producto muy versátil (admite la plancha, al ajillo, guisadas, en crudo, etc.), es muy sabroso y de una textura suave y delicada.

champi

Si alguna vez habéis participado, es espectacular, tanto la sensación de encontrar alguna, cortarla con todo cariño, depositarla en la cesta y posteriormente disfrutarla en la mesa.

En mi caso concreto, casi me hace más ilusión coger las setas de cardo, níscalos o cualquier otro tipo (boletus todavía no he conseguido encontrar nunca) que después comerlas.

muestra

Hay muchas asociaciones que organizan excursiones para la recogida y conocimiento de las mismas, además de hacer una exposición o muestra como la que podéis apreciar en la foto superior. En mi caso nunca he ido, pues llevo más de 40 años recogiéndolas, por lo que soy un poco “guerrillero” en ese sentido.

rose

Recuerdo haber ido a un pequeño pueblo de Segovia, amaneciendo, para coger setas en una finca. Una experiencia que se recuerda con el tiempo.

En el mercado hay muchas variedades. Algunas son de cultivo, como el champiñon, pero que también pueden ser encontrados en el campo, aunque su apariencia será casi seguro un poco más fea que la que presentan en las fruterías.

niscalo

El níscalo, como casi todas, no se ven fácilmente. Se encuentran escondidos, adaptando en muchos casos el color del ambiente. Por ello, creo yo, da una inmensa alegría cuando se encuentra alguno.

Os recomiendo especialmente las setas, que al día de hoy solamente se encuentran en estado salvaje (que yo sepa), como son las senderuelas, trompeta de la muerte, níscalos, boletus y seguro que alguna que conocéis pero que no me acuerdo.

sitake

Al día de hoy muchos lugares donde se encontraban muchísimas setas están con muchísimas construcciones, por lo que es más difícil encontrarlas. Igualmente la seta es un producto que absorbe mucho el aire del ambiente y conserva los sabores, por lo que con la contaminación existente es necesario alejarse de zonas muy pobladas y frecuentadas, para recogerlas con todo su sabor.

Sinceramente os invito a que vayais a recoger setas, siempre con personas experimentadas, pues en algunos casos son peligrosas y en caso de duda, no comerla.

Que disfrutéis, que tengáis suerte y veréis como os gustará repetir la experiencia.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.