24 octubre 2012 Barcelona, Rincones

En una zona peatonal, en pleno centro de la población, a dos pasos del Monasterio y de reciente apertura, con una decoración elegante y un ambiente acogedor. Para los fumadores disponen, en la parte exterior, de unos cojines y ceniceros para que puedan disfrutar de un cigarrillo sin molestar a nadie y cómodamente. Estas ideas nos encantan.

Otro detalle que nos ha gustado ha sido que en los baños, donde las toallas suelen brillar por su ausencia, en este caso tenemos toallas de rizo, individuales, como las que podamos tener en casa. Ese detalle predispone para que el local resulte satisfactorio, además de la carta y el buen surtido de la barra.

Hemos estado en la terraza, cuatro comensales, pues el tiempo acompañaba a ello. Por la noche, luz correcta y quizás los manteles de las mesas un poco “alocados” en comparación con la decoración interior.

El servicio correcto y eficaz. La carta se divide en varios apartados (tapas, pinchos vascos, ensaladas y fríos, carne con brasa natural, pesca, patata y patata … Todos los grupos tienen un precio común (todos los pinchos 1,85), excepto las tapas que tienen precio diferente cada una de ellas.

Hemos preferido degustar varios platos, en plan tapeo. El pan exquisito, unas deliciosas sardinas a la plancha, frescas y tamaño correcto, las patatas arrugás en su punto correcto, es decir, en general platos correctos en cantidad y calidad, excepto un plato que pensamos deben modificar, se trata de las rabas de pollo, pues estaban crudas por dentro, quizás partidas demasiado gruesas, haciéndolas del tamaño de rabas quedarían mucho mejor. Tuvimos que devolver a cocina dos de ellas (la ración se compone de cinco).

Un detalle llamémosle “pijo” es que nos sirvieron agua Premium marca Numen, procedente de los Montes de Toledo. Todo nos parece correcto excepto que un agua se denomine Premium, de verdad, no somos capaces de distinguir un buen agua de un agua Premium. Nos cobraron 3,75 euros por la botella de un litro, en principio un precio correcto, pero nos extraña que al acceder a la web de dicha marca, donde tienen venta online, la caja de 6 botellas de litro tenga un costo de 27,18 euros (portes gratis a partir de 3 cajas), por lo que cada botella tiene un costo de 4,53 si se compra por internet.

Un buen establecimiento, el interior super agradable, muy buen ambiente, los platos y raciones son muy correctos y el precio medio de picoteo son 10-12 euros por comensal, sin incluir bebidas.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *