11 enero 2008 Orense, Un jamón

cabg

Nos encontrábamos de viaje y nos desviamos un poco de nuestra ruta, con el fin de hacer un descanso y aprovechar para tomar algún refrigerio.

Tomando la salida de Verín, en la carretera A-52, dirección Benavente, se encuentra el pequeño pueblo de Pazos, pegado a Verín.

En él encontramos este mesón, un local familiar, con cocina tradicional casera y donde la especialidad son las parrilladas.

churrasco

Dado que veníamos de la costa, qué mejor opción que cambiar el pescado por la carne, por variar y disfrutar de las comidas a la parrilla que tan bien saben preparar en Galicia.

Además de menú del día, tienen una carta no muy amplia pero que satisface a todos. Como entradas tienen el pulpo a la gallega, ensaladas, caldo gallego y otros platos que permitan esperar a los segundos.

estufaAdemás de los churrascos, chorizos, entrecots y resto de carnes a cada cual más sabrosa, nos ofrecieron el codillo a la gallega. Otras veces que lo hemos tomado está salado, en éste caso estaba en su punto, una ración muy abundante y muy bien preparado.

En el local hay una chimenea en el salón principal. En un comedor que está un poco más apartado, el que nosotros elegimos, había una estufa de carbón de las de toda la vida, que daba un ambiente muy agradable, aunque no hacía mucho frío se agradecía el calor de la misma.

En postres destaca una exquisita tarta de queso, hecha en casa.

Un buen establecimiento, donde podéis aprovechar a comprar vinos y licores, pues tienen cosecha propia, siempre y cuando los toméis en su justa medida, principalmente el conductor.

  • Precio Medio: 15-20 euros
  • Recomendación: Visitar el corredor que trascurre a través del salón. De madera, precioso.
  • Plato preferido: churrasco
  • Dirección:
    Mesón Restaurante O’candil
    Ctra. Nacional 525 (Benavente-Vigo)
  • Pazos-Verín (Orense)
    Tel. 988.41.11.20

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios
  • Javier

    Lo encontramos por casualidad.
    Comimos codillo a la gallega, chuleta de ternera y tarta de queso, junto con una ensalada.
    Nos parecio muy correcto y muy barato. Volveremos otro dia
    Javier

  • marta

    Yo tambien lo encontre de casualidad, además pregunte a un señor de la zona que me lo recomendo y al señor que distribuye los helados, el cual me indico que se comia muy bien y barato.
    El ambiente es agradable y como hacia bueno salimos al corredor de madera que es precioso a comer, con vistas al huerto.
    El propietario nos ofrecio directamente la carta sin mencionar para nada que tuvieran menu, mi marido que es my observador se fijo que algunas mesas habia platos de menu, al preguntar al propietario nos trajo una carta plastificada de “menu especial” a un precio de 15€, la verdad que no tenia mala pinta. Pero mi marido insistio que nos diera el menu del dia, el propietario nos dijo que no habia mas menus, pero mi marido insistio en que habia visto platos en las mesas que no aparecian ni en la carta ni en el menu especial, y fue entonces cuando dijo que tenia un menu con solo dos platos para elegir, aceptamos el famoso menu y nos lo trajo escrito a mano en un ticket de caja, puso lo que le interesaba que comieramos.
    Bueno ahora paso a detallar el “fabuloso manjar”
    -Sopa de verduras (abundante racion pero de escasa calidad)
    -Entremeses (plato escaso y de muy mala calidad)
    -Lomo con patatas y huevo (aceptable)
    -Bacalao con patatas y pisto (buena racion pero el bacalao estaba pasado, lo estaban ofreciendo con el menu especial cuando es un producto de la carta)
    El postre normalito.
    Despues de todo el propietario tuvo el atrevimiento de preguntar ¿que tal estaba todo?
    Se le indico lo anteriormente mencionado y le dijimos que es discriminatorio que el menu no sea el mismo para todos, (mi marido habia observado durante la comida que en la carta estaba un amplio menu al mismo precio 9€ que a nosostros no nos ofrecio) a lo cual contesto que tenia que dar mayor opcion a los clientes habituales.
    En fin que jamas volvere a este meson, me parecio un trato discriminatorio y que el propietario es un usurero que pretente hacer el agosto a costa de clientes que pasan por casualidad, es una poca verguenza, y me sorprende que nadie lo haya denunciado anteriormente por trato discriminatorio.

    Saludos, Marta y familia.

  • M. Luz y Pedro

    También nosotros lo encontramos por casualidad. Veníamos de las Rias Baixas con unos amigos italianos y nos paramos a comer en este mesón. Nos trajeron directamente la carta, pero preguntamos por el menú del día, y nos trajeron otra.
    Nos sorprendió por la calidad de sus platos: comida casera sin más, pero el churrasco, EXQUISITO. En palabras de nuestros amigos extranjeros, el mejor que habían comido jamás. La terraza- corredor que tienen es muy acogedora y agradable. El precio, 14 euros por el menú del día, está genial (incluye 1º, 2º, postre, bebida y café)
    Volveremos seguro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *