Mussol Aragó (Barcelona)

Escrito por: Javier   @javivicente    15 abril 2014     Comentario     2 minutos

Un restaurante que dispone de otros establecimientos, todos ellos similares. Una amplia oferta de cocina regional, productos de calidad, cocina a la vista del público, una amplia parrilla y con una buena relación calidad/precio. Decir que hay turistas pero también personas de la zona. La cocina está abierta de 13 a 1 horas.

Ficha

Mussol Aragó

Aragón 261 - Barcelona

Teléfono: 93.487.61.51

Tipo de cocina: regional

Precio medio: 20-25 euros

4,1 (sobre 5,0)

Lo hemos denominado con este nombre tan concreto porque aunque hay otros cinco establecimientos más, ha sido el de la calle Aragón el que hemos elegido, por comodidad. Conocemos algún establecimiento más y podemos decir que todos son similares, tanto en decoración como en los platos de la carta y la forma de elaborarlos. Al menos en los que conocemos, todos disponen de una amplia parrilla a la vista de los clientes, con atractivos platos.

Podemos decir que es un restaurante de cocina regional, donde vamos a encontrar todos los platos típicos o que no se encuentran fácilmente en otras regiones. Hablamos de los caracoles o los pies de cerdo o del mató, por ejemplo, platos que siempre nos gusta tomar en Cataluña. Pero vayamos a la mesa, tres comensales, con las ideas muy claras de lo que van a tomar.

caracoles

Al abrir la carta nos sorprenden dos cosas: Las entradas, que según indican son recetas recuperadas de la cocina tradicional y los precios, pues se pueden degustar varias entradas para compartir por un precio muy correcto. En nuestro caso hemos pedido unos caracoles a la sal y pimienta (normalmente los tomamos a la lata, pero aquí los preparan y sirven en sartén), muy correctos de punto.

alcachofas

También hemos compartido dos verduras, frescas, en un caso a la brasa como las alcachofas y en el otro las berenjenas al horno. Ambos platos muy correctos y con una buena relación calidad/precio. Por supuesto todo ello acompañado del pan con tomate que no debe de faltar en ninguna mesa por esta región. Un pan de payés, untado suavemente con tomate y un chorrito de aceite. ¡¡¡Qué buen comienzo!!!.

magret de pato

Los segundos pues variados. Otra vez más caracoles a la sartén. No podían faltar, como hemos dicho al principio, los pies de cerdo. Hervidos y puestos a la brasa, tal cual. Quizás les faltaba algo, no sabemos decir qué (alguna salsa, alguna especia,…), pero como somos unos enamorados de ellos pues sin mayor problema.Un magret de pato muy correcto dió fin a los segundos platos.

crema catalana

De postre la crema catalana y un coulant de chocolate. En el caso de la crema catalana muy correcto el punto de cocción por lo que la textura era muy cremosa. El coulant de chocolate acompañado de helado y cafés dieron fin a esta comida que nos parece de muy buena relación calidad/precio (cada uno de los postres cuesta 3,55 euros, por ejemplo).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.