NH Plaza de Armas – Desayuno (Sevilla)

Escrito por: Rebeca   @dqtqjas_rbk    13 diciembre 2011     Sin comentarios     2 minutos

No habitualmente, pero de vez en cuando si que nos gusta desayunar “fuerte”, por lo que aprovechamos las estancias en hoteles, donde por lo general, ponen a disposición de los clientes un abundante y surtido buffet, para satisfacer todos los gustos. Además ahora con la ventaja de que el café se obtiene de las máquinas de cápsulas, por lo que los amantes del café sólo, italiano, ristretto, estamos de enhorabuena.

Este hotel, céntrico, al lado del Guadalquivir, a dos pasos de la catedral, de las calles típicas sevillanas, con un Centro Comercial en la misma plaza, que era la antigua estación de trenes de la Plaza de Armas, conocida también como estación de Córdoba. Construida entre el año 1898 y el 1901, en estilo neomudéjar.

Pero vayamos al desayuno. Siempre recomendamos, es cuestión de costumbre, no servirse mucha cantidad en los platos, no tenemos necesidad, nos podemos levantar las veces que haga falta, nos cambian el plato, nadie nos va a decir nada. Es peor llenar el plato, mezclar sabores, luego no nos gusta y dejarlo. Mejor probar y seleccionar, luego nos podremos servir todo lo que queramos. En la imagen superior hay un plato variado de los que hemos elegido.

También recomendamos dar una vuelta “en vacío”, es decir, ver todo lo que hay para hacernos una idea y luego elegir. Si cogemos un plato y vamos pasando cogiendo de todo, al final tendremos un plato enorme, diremos “para que habré cogido esto” y tomarlo sin ganas o dejarlo en el plato. De verdad, nadie es va a decir nada, nadie se va a fijar si cogéis mucho o poco, nadie va a mirar las veces que os levantáis. Desayunar tranquilamente y a vuestro ritmo.

El desayuno buffet de este hotel es amplio como hemos dicho. Podemos comenzar por fruta natural, zumos de fruta, fiambre, una gran variedad de pan que se puede tostar, tomate y aceite para las tostadas, es decir, un desayuno sano y natural.

Quizás también toméis bollería, hay un mostrador con mini bollería, es más cómoda de tomar y además nos permite una variedad. También hay cereales, yogurt, frutos secos. Por supuesto café, incluso churros, que preparan en la misma cocina del hotel. Evidentemente un surtido de chocolate e infusiones.

Todo ello con un servicio impecable, atendiendo al cliente en todo lo que necesite y muy efectivo. Los huevos fritos, por ejemplo, los hacen bajo petición (sin costo), además de bacón, salchichas, es decir, un desayuno muy agradable y de calidad, por un precio de 12 euros. Si se contrata el desayuno a la llegada el costo es de 10 euros.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.