12 mayo 2017 A-4, Dos jamones, En Ruta, Jaén

Orellana_Perdiz_Guiamaximin01

Ficha

Orellana Perdiz

Autovía de Andalucía km. 265-266

La Carolina (Jaen)

Teléfono: 953.660.600

Tipo de cocina: Regional clásica

Plato recomendado: Perdiz escabechada o encebollada

Precio medio: 30-35€

Orellanaperdiz.es
4,8 (sobre 5,0)

Porque en 1948 ya estaba en funcionamiento este establecimiento que ha ido evolucionando tanto en servicios como en situación, pues en la actualidad se encuentra en una finca particular al lado de la autovía de Andalucía y en la que se encuentran las ruinas del castillo de la famosa batalla de Tolosa. Una vez hecha un poco de historia hablemos del complejo, pues dispone de un hotel, una cafetería y un restaurante con tres zonas (al menos lo que estaba aperturado el día de nuestra visita), siendo de este último del que vamos a escribir a relatar nuestra experiencia.

Entrar en un establecimiento donde te recibe un horno de leña donde se están asando corderos lechales ya predispone a una comida que resultará satisfactoria para todos los comensales. Hemos dicho que el comedor tiene tres zonas: Una terraza (no utilizable por el tiempo), dos salones, uno de mesas hasta 4 comensales y el otro con mesas de distinto tamaño. En nuestro caso éramos cinco comensales y nos ubicaron en este último.

Orellana_Perdiz_Guiamaximin03

Nos sirven de aperitivo unas aceitunas gordal, muy bien aliñadas (estamos en Jaen). Pasamos a la elección de la carta siendo por unanimidad un paté de perdiz, de exquisita ejecución y acompañado de tostas de pan recién preparado ¡¡¡Excelente!!! De hecho compramos para llevar a casa. Esta zona se sitúa en los aledaños del Parque Natural de Despeñaperros, donde la reina de la caza menor es la perdiz. De la caza mayor es el ciervo y el jabalí, pero de ellos hablaremos otro día.

Orellana_Perdiz_Guiamaximin04

Y empiezan los platos fuertes. Dos de los comensales pidieron dos platos, el resto plato único (estando de viaje no es conveniente comer en abundancia, sobre todo el conductor). Los dos primeros platos consistieron en una sopa de la casa (similar a la de picadillo), muy correcta y en su punto de temperatura. El otro plato consistió en unas alcachofas con jamón, aprovechando las últimas de la temporada, tiernas y de mucha calidad.

Orellana_Perdiz_Guiamaximin08

Entramos en los “platos fuertes”. Dos comensales coinciden en las migas, que en carta figuran con faisán o serranas, en nuestro caso son con faisan. ¡¡¡Riquísimas y abundantes!!!. Con su panceta, chorizo, morcilla, pimiento rojo,… y aceitunas (las conocíamos con uvas, pero claro, estamos en Jaen, aportan personalidad) ¡Bienvenidas!. Sobre el plato que contiene las migas hacer la observación de que es un poco incómodo, pues al tener un borde de “ola”, por la parte baja se sale el producto.

Orellana_Perdiz_Guiamaximin11

En mi caso personal pedí la perdiz. Soy un enamorado de los escabeches y por supuesto de la perdiz. En este caso la ofrecen escabechada o encebollada. Me decanto por la encebollada para probar esta nueva versión. ¡¡¡Fantástica!!!. El resultado final es bastante similar al escabechado, pero algo más ligero. Una opción que recomendamos a los amantes de este plato.

Orellana_Perdiz_Guiamaximin09

Los otros dos platos son de carnes (cerdo y roja). En el primer caso un secreto ibérico a la brasa, una ración consistente, con una guarnición muy acorde de ensalada fresca. La carne roja un entrecot a la brasa, igualmente de un tamaño muy correcto y acompañado igualmente de ensalada fresca. En ambos casos no se pudieron terminar la ración pidiendo que lo prepararan para llevar, a lo que accedieron sin mayor problema

Orellana_Perdiz_Guiamaximin14

Pues también tomamos postres. La cuajada natural, casera, como todos los platos abundante. Flan de huevo casero acompañado de nata y una fruta del tiempo, en este caso una excelente piña natural servida dispuesta para consumir. Cafés e infusiones dieron fin a esta excelente comida, donde la relación calidad/precio nos ha parecido excelente, por la calidad de los productos, la elaboración como si retrocediéramos algunos años y una cantidad generosa en los platos. Una etapa en el camino.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *