Pimientos de Isla (Cantabria)

Escrito por: Maximo    21 septiembre 2014     Sin comentarios     2 minutos

Un producto recuperado por el tesón de unas personas que aman su tierra. Unos pimientos que hace 40 años eran de consumo rutinario pero que prácticamente desaparecieron. Al día de hoy es posible recordar aquellos sabores y percibir la textura de este maravilloso producto.

Isla es una pequeña población de Cantabria, muy cerca de Noja y de Santoña, donde el turismo siempre ha sido una importante fuente de ingresos gracias a sus magníficas playas y su magnífico clima. Muchos hoteles y restaurantes desde hace muchos años, aunque evidentemente en la actualidad han crecido y se ha llenado de apartamentos, aunque las playas siguen siendo espléndidas, sin algas, sin necesidad de máquinas que las limpien pues es la propia marea la que se encarga de ello.

Otro de los atractivos de Isla es su gastronomía, especialmente marisco como la langosta, el bogavante (abacanto), buey de mar (masera), centollo, percebes, almejas,… todo ello recién pescado porque disponen de cetáreas (cada hotel o restaurante tiene la suya), donde antiguamente había un lema “Vd. lo pesca Vd. se lo come”, pues se podía acompañar a la persona que iba a la cetárea para elegir la pieza. Y no olvidar las maravillosas rabas.

Pimientos de Isla recién salidos del horno

Pero bueno esto es marisco. También había mucho prado donde las vacas pastaban y se tomaba una leche sabrosa y deliciosa, mucha huerta, donde se cultivaban todo tipo de hortalizas y verduras, siendo una de las más sabrosas, excepcionales y exquisitas los pimientos de Isla. Unos pimientos que prácticamente han desaparecido, que las huertas se han convertido en apartamentos u otros espacios de ocio, pero gracias a un grupo de personas, a los que se debe estar agradecido, han recuperado o mantenido este producto que merece la pena degustarlo.

Pimientos de Isla con aceite Casas de Hualde

Son unos pimientos que se pueden consumir verdes o rojos, pero a nosotros nos gustan más estos últimos, bien al horno, bien confitados, bien en sartén. Unos pimientos que tienen un grosor importante, una textura suave y al mismo tiempo consistente, llenando la boca de sabor y consiguiendo que la sinestesia nos transporte a un placer desconocido.

matrimonio santoñés sobre cama de pimientos de Isla

¿Y cómo consumirlos? Pues según nuestra opinión el buen producto no necesita muchos aditivos, por lo que una ensalada con cebolleta y un buen aceite (en nuestro caso Casas de Hualde de la variedad Picual), o quizás con un buen bonito de la vecina Santoña. También puede ser la mejor cama para un matrimonio santoñes, donde los contrastes de sabores y texturas serán sorprendentes.

Ensalada de pimientos de Isla

Solamente recomendaros que si vais por Laredo, Santoña, Noja, visitéis Isla, está muy cerca, con un paisaje muy bonito, mucho prado, el mar con playas pero también con accidentes rocosos, es decir, vivir el Mar y la Tierra al mismo tiempo. ¡¡¡Disfrutar con estos pimientos como nosotros no lo hacíamos desde hace 30 años!!!.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.