29 septiembre 2015

Gas Natural Cocción

No es la primera vez que lo decimos, el gas natural es una de las mejores decisiones que puedes tomar para instalar en tu casa. Ya estés pensando en tu cocina o en el hogar en general, son muchas las ventajas y por si aún no las tienes claras te las vamos a recordar a modo de resumen, aprovechando para compararlo con otros tipos de energía.

Lo primero de todo es que su instalación es rápida, cómoda y segura; por lo que la excusa esa de que no tienes ganas de meterte en obras y jaleos no sirve. Es muy cómodo en todos los aspectos, ya que no tienes que estar pendiente de si se acaba o no como en las bombonas de butano por ejemplo o pendiente de la factura de la luz si disponías de electricidad.

Por otro lado es un tipo de energía segura, su instalación y mantenimiento están pensados para que lo primero sea tu salud y la de los tuyos. Si volvemos a la bombona de butano sabrás que son algo peligrosas, es posible que haya fugas de fas y hay que revisar las gomas periódicamente además de tener mucho cuidado con los niños.

Uno de sus puntos fuertes a día de hoy, tal y como están las cosas, es que te ayuda a reducir gastos en casa a la vez que consigues una eficiencia energética más elevada. Esto quiere decir que por menos dinero consigues mayor rendimiento de tu calefacción por ejemplo. Y si nos centramos en la cocina, no necesitas tanta energía para calentar los alimentos por lo que el consumo a final de mes se nota en tu bolsillo.

Pero como siempre, a nosotros lo que más nos interesa es el tema gastronómico y por eso no podemos dejar pasar la ocasión para deciros que el gas natural es el preferido de todos los profesionales como es el caso de Jordi Cruz (fiel abanderado de Gas Natural). Cocinar con gas natural te permite un mayor control de la temperatura de cocción, además es mucho más fácil llegar al punto de cocción óptimo por lo que para cocinar fritos o plancha es muchísimo más eficaz. y qué decir de la extraña sensación que produce el cocinar sin ver fuego, los amantes de la cocina aprecian mucho más ver la llama, su color o su intensidad por ejemplo. Y por último el tema de utensilios de cocina, si cocinas con inducción sabrás que no todos los recipientes son aptos para este tipo de fuego y por lo tanto estás mucho más limitado además de ser más costosos; con Gas Natural el repertorio de utensilios es más amplio y da lugar a más creatividad.

Como puedes ver te hemos dado razones de peso para usarlo en tu cocina, pero eso no quiere decir que el resto de tu familia no salga ganando con el cambio. Las ventajas son muchas, y si no te lo crees puedes verlo por ti mismo en este link.

También te puede interesar