RESTAURANTE ALBORAN (MADRID)

RESTAURANTE ALBORAN (MADRID)

Escrito por: Maximo    23 mayo 2007     Comentario     1 minuto

Un gran restaurante en el centro de Madrid. Muy buena calidad y sin que los precios sean excesivos. Tiene aparcacoches y salones de fumadores y no fumadores.

Situado en pleno barrio de Chamberí, en Madrid.

Si bien no es muy antiguo (abierto en 1994), ha conseguido estar en cabeza de los restaurantes de referencia en la capital.

salonSu cocina es en parte andaluza (los fritos son extraordinarios) y en parte valenciana (arroces principalmente).

Al entrar nos encontraremos con una gran barra donde si tomáis algo antes de pasar a comer, os servirán un aperitivo exquisito.

Si habéis elegido comedor de no fumadores, enseguida llegáis, pues es nada más salir de la barra, los fumadores deben pasar al fondo, en mi opinión un salón muy bonito y más elegante.

Os recomendamos que toméis en las entradas las verduritas con gambas fritas, una combinación que os satisfará.

chipiSi posteriormente os decidís por el arroz, los hay caldosos o secos, pero todos igual de sabrosos y en su punto. En caso de preferir el pescado, podéis elegir entre varios en distintas modalidades, todos frescos y casi casi coleando. Si sois “vagos” para limpiar el pescado, no os preocupéis porque os lo pueden servir limpio, aunque mi debilidad son los chipirones a la plancha.

Los postres son caseros y para todos los gustos (zumos, tartas, arroz con leche, sorbetes, etc.).

Una gran ventaja es que hay aparacacoches. Si llegáis en hora punta no os preocupéis, que está por allí pero aparcando algún coche en el garaje colindante con el restaurante.

  • Precio Medio: 35-40 euros
  • Recomendación: Hay mucha comida de empresa a diario. No dejaros influenciar.
  • Plato preferido: verduritas con gambas fritas/arroces.
  • Dirección:
    Restaurante Alborán.
    c/ Ponzano 39-41
    28003 Madrid
    Tel.91 399 21 50

TE PUEDE INTERESAR

un comentario

  1. rafael dice:

    Mala cocina a precios exagerados. Unos boquerones con sabor a churros, unos chipirones correctos, un arroz con bogavante para dos personas tan seco como el Sahara y elaborado con productos congelados o desenterrados sin ninguna calidad, una botella de rueda, tarta de almendras y 2 cafés al módico precio de 120 euros. El servicio atento, la comida mejor no hablar y el ambiente y decoración no dan mucho de sí. Por este precio se come mejor casi en cualquier sitio de Madrid.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.