RESTAURANTE EDELWEISS (MADRID)

RESTAURANTE EDELWEISS (MADRID)

Escrito por: Maximo    31 agosto 2007     6 Comentarios     3 minutos

Un gran restaurante, relación calidad/precio extraordinaria, buena atención, sabores originales, recetas que seguro os van a complacer. Más recomendable en época de frío, ya que los platos son contundentes (no todos). Seguro que os gustará, difícil de encontrar similares con tanta variedad.

Restaurante con el nombre de esta preciosa flor de las montañas. Si alguna vez habéis tenido alguna en las manos, es como si fuera de tela, no se estropea, se puede conservar mucho tiempo. Al día de hoy está protegida y no se puede cortar.

berenjenas rebozadas

Este si que es un clásico de la restauración en Madrid. Pensamos que ha cambiado muy poco desde su inauguración en 1.923, tanto a nivel de decoración, carta y costumbres. Cocina de especialidades alemanas, auténtica y muy bien tratada.

espinacas a la crema

Hace aproximadamente 30 años que lo conocí, los camareros de toda la vida, con la chaqueta blanca, su tranquilidad y a su vez efectividad, sorteando a los clientes para poder pasar, ya que no había reserva de mesas ni orden de llegada, te ponías al lado de una mesa que pensabas que iba a acabar pronto y ……………… a esperar. Pero eran otros tiempos. Al día de hoy lo ha tomado el grupo Arturo, pero conserva todo su encanto, incluyendo ventajas y eliminando inconvenientes.

interior

Es un restaurante de comidas super-contundentes y super-sabrosas. Por norma general las raciones pueden compartirse, pero si se queda uno impar, nadie quiere compartir, etc., pues nada, pedir la ración completa. No tengáis ninguna vergüenza en pedir que lo sobrante os lo preparen para llevar a casa, están acostumbrados. La última vez que estuve en la mesa de al lado le dijeron al camarero “mire, tengo una perrilla, si me puede preparar lo que ha quedado para llevar”. Lo que había quedado era goulash a la húngara. No me imagino a la perrilla comiendo aquello. Puedes pedirlo sin poner excusas ridículas como la anterior.

perdiz cazuela

Como entradas, pensando en el segundo plato, os animo a compartir unas verduritas frescas a la plancha o alguna ensalada o surtido de las mismas (alemana, patata, de morros, etc.). Las espinacas a la crema son la estrella de la casa. Por supuesto los arenques bismark y los ahumados (un local de los que hace 30 años tenía ambos productos, muy difíciles de encontrar en otros locales).

codillo con chucrut y pure de patata

Como segundo plato digamos que en todas las mesas veréis el codillo, acompañado de choucroute y puré de patata. Hay desde ración para una persona. Mi predilecto es el goulash a la húngara, si bien a veces, por el tipo de carne, pueda parecer un poco dura a algunos paladares.

tartar

Si bien yo no lo he tomado, algún comensal de mi mesa si que ha pedido el steak tartare, clasificándolo como de los mejores que había tomado.

Como postres todas las especialidades alemanas (tartas de queso con arándanos, sacher, etc.), siendo la de manzana mi preferida.

goulasch hungara

  • Precio Medio: 25-30 euros
  • Recomendación: Aparcar en el aparcamiento de plaza de las Cortes u otro. Imposible aparcar. Está el Congreso de los Diputados.
  • Plato preferido: ensalada de patata/Goulash a la húngara
  • Dirección:
    Restaurante Edelweiss
    c/ Jovellanos 7
    28014 Madrid.
    Tel.: 91 532 33 83 y 91 521 03 26

TE PUEDE INTERESAR

6 comentarios

  1. Justo dice:

    Un sitio que la relación calidad/precio es excepcional. Para comer bien y con sabores auténticos. Quizás es mejor dejarlo para el otoño-invierno. El llevarte lo que no te has podido comer lo tienen asumido y son muy amables.

  2. quetiempos dice:

    Pues si que tiempos. Antes cuando se iba a comer se iba a comer. Este sitio es de los antiguos, pero ya sin tanto hambre.
    Cuando voy rejuvenezco 40 años, me encanta el sitio y disfruto. A todos los que llevo y no lo conocen les sorprende.
    Super interesante.

  3. Mil dice:

    Esperando volver al restaurante que había acudido en otras ocasiones, me he llevado una sorpresa no demasiado agradable, la calidad no es de lo mejor y la presentación deja mucho que desear, para mi gusto. Y lo que me dejó atónita es la bajada al baño y el baño mismo es impresentable…y ya no doy más detalles ustedes imaginen…Me he llevado una decepción, ya que lo he conocido en otros años.

  4. Rafa dice:

    De llorar ¡Pero de felicidad!
    Llevo 30 años yendo comer a este restaurante.
    Que goulasch, copdillo, escalope Holstein (especial para los pequeños), las ensaladas (patata,morros,arenque…)… Y si se llega al postre (cosa improbable) ¡Qué tartas! (Selva negra,Sacher…).
    No os defraudará.

  5. Mariajo dice:

    Una cosa muy interesante es que tienen comida para llevar, casi todos los platos del restaurante. Y es bastante más económica que en la sala. Cuando vivía en Madrid, una o dos veces al mes, comprábamos la comida y ¡a casa!
    Con niños pequeños nos resultaba complicado comer en el restaurante, así que para nosotros era la solución perfecta. Nuestros favoritos: ensalada de ahumados, de patata y codillo. Las tartas muy ricas también.

  6. Carlos dice:

    He ido varias veces y cada vez va a peor. Los precios los mantienen con respecto al año pasado pero la calidad deja mucho que desear…

    Voy a decir solo lo malo… la camarera, una mujer rubia, no tenía una actitud adecuada y parecía que te estaba perdonando la vida. En los entrantes pedimos un Jamón ibérico de Bellota que era MALÍSIMO. El jamón que compro en el super está muchísimo mejor y a mucho mejor precio. Una verguenza de jamón cobrado a precio de oro…

    Mi señora madre pidió un Gazpacho y se lo trajeron sin los complementos de pimientos, pepino y tales cosas que se le suelen echar al Gazpacho… vale, un error asumible… pero un error que no cometieron con el resto de mesas como pude observar.

    La camarera nos recomendó una ensalada de Arenque que ya solo por el aspecto parecía comida mutante, debido a su color ROSA. Pero eso no es lo malo… lo malo es que estaba malísima de sabor, además de muy escasa para costar algo más de 9 euros (sin iva).

    Vamos con los segundos… mi señor padre preguntó (después de que le dijeran de que no les quedaba Lubina, y eso que eran las dos de la tarde del domingo y eramos de los primeros en comer) si podrían hacerle la Merluza a la Romana… no hubo problema pero le trajeron una merluza con un empanado que ni en las fritangas de mi pueblo… incomible vamos, se le tendría que caer la cara de verguenza al cocinero.

    El Codillo para dos, de buen sabor, pero frío, ya que lo dejaron aparte ya echo y cuando trajeron el resto de segundos nos lo pusieron.

    Mi pollo a la Cerveza, en las sugerencias del Chef, con una salsa muy rica y abundante… pero la carne como una zapatilla… que pasa? que marinan el pollo de hace cuatro días con tanta salsa para que no se note??

    De postre me pedí un flan y no lo habían descongelado bien… esto si que no me había pasado nunca!

    Al final una cuenta para cuatro persona de 172 euros y encima nos cobran una cerveza de más aunque nos dimos cuenta en casa. Un desastre de comida, caro, mala atención… PEOR IMPOSIBLE.

    Tiramos el dinero pero espero que esta opinión sirva para que no le pase a nadie más.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.