14 noviembre 2011 Madrid, Remitido

Kokco, una apuesta por la tradición culinaria asiática con platos vietnamitas y tailandeses, además de japoneses y chinos. Situado en la c/ Mateo Inurria, 33, Madrid. Tel. 91 345 09 45 www.kokco.es. Su gestora, que pertenece a una familia con amplia experiencia hostelera, hace que cada bocado, desvele la exigencia, saber hacer y elegancia familiar.

Próximo a la estación de Chamartín, la nota dominante es la audacia culinaria, con recetas realmente diferentes. Sin duda, una invitación para quienes adoran la gastronomía oriental y buscan nuevos parajes que les sorprendan, como la diferente ensalada de medusas o el Huevo milenario de oca con tou fu, que se fermenta bajo tierra. Se presenta troceado en alargadas rodajas oscuras con un toque de gelatina en la clara. Un sabor especial y atractivo. Para los días fríos: Caldero hot pot: una original fondue que permite cocinar en la propia mesa, según el ritmo del comensal, fideos, verduras, marisco y carne en un delicioso caldo.

En cuanto a la selección de sushi, sashimi y makis es posible encontrar una tradicional variedad de ellos elaborados con atún, ikura o tobiko, entre otros. Pero además de los clásicos, existen platos donde prima la divertida mezcla de ingredientes como los Dados de atún macerado en jengibre con aguacate y salsa de lima o el Lecho de flores silvestres, piñones, pasas y vinagreta de cilantro.

Si la elección va encaminada a los arroces en Kokco es posible topar con el ingenio de la mezcla del mismo con boletus, huevo y setas shiitake con aceite de trufa. Es el acompañamiento óptimo para disfrutar de un buen solomillo, ya sea con hojas de albahaca fresca y picante o caramelizado con aroma de naranja y hojas de cilantro.

No faltan unos menús preparados para degustar las diferentes especialidades, pudiendo optar por los menús Kokco y Cosmopolitan por 25 y 28 € respectivamente. Además, de cara a las citas navideñas, está disponible un menú extra de seis platos, vino, postre y copa por 28 € por persona. Y para el día a día, existen dos menús por 11,50 y 14 €, una opción más que apetecible.

Se aprecia la educación española de Teresa, gerente de este restaurante, en los postres. Elaborados por ella misma, no hay que dejar de probar la Tarta de galletas María con chocolate caliente o el surtido de helados, de sésamo negro, pétalos de rosa, té verde… También hay una interesante carta de vinos, donde se pueden encontrar referencias asequibles que van desde un Melquior hasta un Vega Sicilia Único para los más sibaritas.

Por lo que se refiere a la estética, destacan la madera oscura los grandes ventanales y espejos y las mesas redondeadas, para disfrutar en compañía. Todo está envuelto en un ambiente íntimo que invita a disfrutar de todos los matices de este nuevo restaurante madrileño. El precio medio es de 25 €.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *