Sargo el mar en su mesa y mucho más (Madrid)

Sargo el mar en su mesa y mucho más (Madrid)

Escrito por: Maximo    17 mayo 2018     Sin comentarios     4 minutos

Entrar en Sargo es disfrutar. Espacio acogedor, producto de altísima calidad, elaboración muy cuidada y una atención de primer nivel. Y con parking enfrente.

Ficha

Sargo restaurante

c/General Díaz Porlier 57 - Madrid

Teléfono: 91.010.66.57

Tipo de cocina: De producto con toques gallegos

Plato recomendado: Todos, veréis que es verdad

Recomendación: Reservar suele estar al completo

Precio medio: Barra 20-25 y 35-40 sala

5,0 (sobre 5,0)

… Y la huerta y la montaña y … ¡Qué delicia! Nada más llegar se percibe un ambiente agradable, casi con olor a mar, donde los productos son de calidad suprema, la elaboración de una forma sencilla para conservar todas las propiedades de las mismas y tratadas con excelente mimo. Con ello se consigue que lleguen a la mesa unos platos que nos irán sorprendiendo primero por su presentación, después por su sabor y textura y finalmente porque el conjunto de todo ello nos ha permitido disfrutar de una excelente jornada.

Una carta donde se recogen desde una veintena de entrantes, pasando por los productos de la huerta,de la cuchara, del mar, del matadero, sin olvidarnos de los postres. En algunos casos vienen marcados con una X que indica que son recomendación del chef. Y hablando del chef, Pucho Landín, pontevedrés, decir que se ha curtido en fogones como Stretxo, Diverxo, Lúa y Barra Atlántica. Una experiencia que le permite conseguir estos platos tan especiales.

Nuestra experiencia es de dos comensales, compartiendo todos los platos y un día entre semana, a mediodía, sin ser fiesta ni fecha señalada. Decimos este dato porque el restaurante estaba prácticamente lleno, incluso las mesas altas de la zona de barra. Una barra que dispone de medias raciones con propuestas tan atractivas como las croquetas (excepcionales) – de rabo de toro, choco o cocido – conservas de pescado, quesos variados, así como cualquier plato de la carta que se desee. Y todo ello acompañado de una amplia variedad de vermuts blancos o rojos (Yzaguirre, Domingo, La Fabulosa,…).

En fechas señaladas de miércoles a viernes tanto a mediodía como por la noche cuenta con una pulpeira y cortador de jamón de jueves noche a domingo mediodía. Pero vayamos a nuestra experiencia. En principio, al traer las cartas hacemos la comanda de la bebida que nos sirven junto a un aperitivo de una empanada ¡¡¡Sorprendente!!! Tierna, sabrosa, jugosa y ligera pues la masa es de hojaldre casero. Quizás los puristas digan que la masa de la empanada debe ser de masa, pero a nosotros nos gusta la de hojaldre.

Comenzamos con unas croquetas de cocido gallego de La Molinera (nos hemos decantado por ellas aunque también son muy atractivas las de rabo de toro o choco). Un sabor potente que resume todo de uno de los mejores cocidos de España. Pero no solamente eso, fuera de carta, nos presentaron un dim sum de cocido también gallego. Fusión galaico-oriental muy acertada.

Hemos dicho que de la huerta, además de excelentes guarniciones, elaboran platos muy apreciados y de temporada, en este caso flor de alcachofa confitada y frita con crema de coliflor y panceta crujiente. Una conjunción de sabores muy acertados que permiten que el comensal disfrute con cada bocado.

En algunas ocasiones hemos indicado que hay pulpeira. Cuando no coincide su presencia con nuestra visita igualmente se puede disfrutar de un excelente pulpo a las brasas, con salsa kimchie, ajada y batata. Seguro que la satisfacción está asegurada por la calidad de los productos y la cuidada elaboración de los mismos.

Y llega el plato que da nombre al restaurante: Lomo de sargo a la brasa con puré de chirivia, zanahoria mini, brócoli, tirabeques y chutney de lombarda. Un plato verdaderamente elegante y muy buena presentación pero lo mejor llega al degustarlo, el pescado tratado cuidadosamente, perfecto en sabor y textura ¡Una joya en la mesa!. Un plato muy recomendable. El sargo es un pescado azul además muy sano. Todos estos platos han sido armonizados con un albariño denominación Rias Baixas Chan de Rosas.

Pues en el postre nos llevamos la sorpresa porque nos llega una tarta de queso que en la carta se denomina “Se me ha caido la tarta de queso”. Evidentemente montada sobre una tierra de galleta variada y una base de bizcocho muy ligera. Un postre adecuado para el tipo de comida. Aunque la carta es amplia, pues hay una decena de postres y otra de helados donde el surtido de mini cucuruchos de helado es de los más solicitados.

No queremos dejar de aconsejaros un plato, que aunque no hemos disfrutado todavía pero seguro que volveremos para confirmarlo, que se denomina: Cabracho frito entero, recomendado para 2 personas y que recomiendan comer con las manos. Tal cual figura en carta, tal cual se sirve. Es una de las estrellas de la casa, lo hemos ratificado pues en el 40% de las mesas se ha servido el mismo.

Cabracho frito entero. Fotografía cedida por momosfoodmadrid.com

Resumiendo, un restaurante muy recomendable, con una cocina muy natural, muy buen producto y por supuesto una atención excelente. Dispone de una acogedora terraza incluída en el espacio pero abierta a la calle donde hacer una agradable sobremesa. Y sin olvidarse de la barra para disfrutar de un buen aperitivo y ... luego sentarse a comer porque nos ha parecido una gran cocina. No se puede pedir más.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.