Sabor e innovación con esta receta de Pizza con Legado Jamón Ibérico

Sabor e innovación con esta receta de Pizza con Legado Jamón Ibérico

Escrito por: Silvia    24 marzo 2020     4 minutos

No es muy normal encontrar pizza de Jamón Ibérico, pero te aseguramos que cuando la pruebes no vas a querer otra; sorprenderás a tus invitados sin lugar a dudas

Buscar nuevas recetas para ampliar tu menú de comidas habitual y, también, para sorprender a esas visitas exigentes con la comida, es algo bastante sencillo. En internet puedes encontrar cientos de propuestas diferentes, aunque no vas a tener que mirar mucho para disfrutar de la que te vamos a explicar aquí. Un plato bastante simple, pero a la vez la mar de sabroso y saludable.

La pizza de brotes con jamón ibérico de Legado y queso parmesano te sorprenderá por su mezcla de sabores y por lo fácil que es de preparar. A continuación, te damos todo lo que necesitas saber de esta receta.

Receta de la pizza de brotes, queso parmesano y Jamón Legado Ibérico

Una receta que sabe mucho mejor si cuentas con el jamón El pozo Legado ibérico. Te aconsejamos que tengas este producto en tu despensa o en tu nevera listo para utilizar si quieres descubrir el auténtico sabor de la pizza de brotes y queso parmesano. Ahora, vamos a explicarte todo lo que necesitas para poder disfrutar de verdad de esta receta. Todos los ingredientes necesarios y, por supuesto, los pasos de preparación.

Un plato fácil de preparar y bastante sano. Presta mucha atención, porque con esta receta sorprenderás a más de un paladar bastante exigente.

Ingredientes

Corte Jamon Iberico

Para poder preparar esta receta necesitas una buena ristra de ingredientes. Teniendo en cuenta que vamos a preparar una pizza totalmente casera, es decir, elaborando la masa con nuestras propias manos para hornear todo el conjunto final en el hogar, te adelantamos que vas a tener que tomar buena nota de todo lo que tenemos que indicarte. Las proporciones que vamos a ver aquí son para una receta pensada para cuatro raciones de pizza.

Así pues, los ingredientes principales para la masa de pizza de brotes, parmesano y jamón ibérico, son 130 gramos de harina de fuerza y 130 gramos de harina de trigo. Además de estas dos partes fundamentales, también vas a necesitar un total de 125 mililitros de cerveza para que la masa quede bien consistente y suba una vez en el horno. Por último, pero no por ello menos importante, es imprescindible tener a mano una cucharilla de aceite y una de sal para terminar de enriquecer la base de este plato.

Teniendo ya claros todos los componentes de la masa, ahora toca ver el relleno y todo lo que terminará de dar sabor a esta receta. Vas a necesitar tener o bien salsa de tomate o tomate triturado natural, indispensable junto a la mozarella fresca o rallada para construir la base de la salsa que irá sobre la masa. Además de esto, vas a necesitar el imprescindible orégano, cebolla tierna, brotes verdes indispensables para la receta, queso parmesano en trozos finos, más sal, aceite de oliva y, por supuesto, el jamón ibérico que, en nuestro caso, será el Legado de El Pozo.

Con todo esto preparado, lo siguiente es ponerse manos a la obra, o más bien, manos en la masa, para comenzar a dar forma a este sabroso plato.

Preparación

¿Cómo se prepara la pizza de brotes, jamón de legado ibérico y queso parmesano? Para empezar, hay que preparar la masa con todos los ingredientes que hemos dado. Mézclalos todos hasta tener una bola consistente que tendrás que amasar manualmente para que quede bien homogénea y, así, poder extenderla y darle la forma que quieras. Tendrás que estar unos 10 minutos amasando para que quede consistente, haciendo siempre movimientos circulares y extendiendo bien para tener una base sólida.

Jamon Iberico Plato

Después de eso, pon la masa de tu pizza sobre una bandeja de horno con papel para hornear y empieza a precalentar el horno a 220 grados. Hecho eso, aprovecha mientras tanto para extender la salsa de tomate y la cebolla encima de esta. Cuando lo hayas hecho, introduce el conjunto durante 7 minutos manteniendo el horno a la misma temperatura. Cuando veas que la masa está bien hecha, sácalo todo del horno.

Ahora, tienes que añadir el queso rallado y volver a meter la pizza durante unos 3 minutos más para que este comience a fundirse. Una vez lista esta combinación, apaga el horno y saca la pizza. Ahora es el momento de echar por encima los brotes verdes que tienes, las lascas finas de queso parmesano y, por último, el jamón ibérico de Legado El Pozo. Remata con un poquito de aceite de oliva sobre todo el conjunto y ya lo tendrás más que listo.

El resto ya es bastante sencillo: sirve en la mesa y preparaos para disfrutar de este sabroso plato que combina varios de los ingredientes de la cocina mediterránea con unos toques bastante interesantes y originales. Una muy buena forma de disfrutar del sabor del mejor jamón y de disfrutar de una pizza como pocas se pueden ver habitualmente.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.