Navío restaurante Santísima Trinidad (Alicante)

Escrito por: Ximo    2 septiembre 2014     Sin comentarios     2 minutos

Una comida o cena originales, pues además de estar en un enclave privilegiado (el puerto de Alicante), las vistas son ideales debido a la altura del navío. Además se puede recordar un poco la Historia y el como se ha vivido en ciertas épocas.

Ficha

Navío restaurante Santísima Trinidad

Marina Deportiva. Muelle de Levante - Alicante

Alicante tiene muchos atractivos, su clima, su playa, su ambiente, su paseo, su puerto deportivo… En este último se encuentra amarrado (no sabemos si se dice así, desconocemos los términos náuticos) un gran barco que se ofrece al público como restaurante para comidas y cenas, aunque también puede ser visitado pagando una entrada.

Este barco se denomina Santísima Trinidad, un barco construído en Cuba y botado en el año 1769, llegando a ser el más grande de su época, pues tenía 4 puentes (lo normal eran 3) y hasta 140 cañones. Pero este barco no es una réplica, es un barco mercante reconvertido que se utilizó en Málaga para discoteca y en el año 2011 trasladado a Alicante, donde permanecerá un tiempo, pues su destino final es Ibiza.

Navío-Santisima-Trinidad

Es un barco impresionante, donde la carta es como la de un restaurante normal y con unos precios acorde con la exclusividad del mismo. (Desconocemos el tamaño de las raciones y la calidad). Lo traemos a nuestra Guía porque es un atractivo más de nuestra visita a Alicante, así como poder comer o cenar en un escenario del siglo XVIII.

oferta

Podemos encontrar diversos apartados en la carta, así entre los entrantes tenemos Rabas, fritura, croquetas, gazpacho, mollejitas o unas tostas variadas por si queremos tomar algo más ligero. Ensaladas y como no podía ser menos, arroces como la paella valenciana o el arroz a banda (siempre para un mínimo de dos personas. Una gran variedad de pescados (Dorada, salmón, lubina, merluza,…) así como carnes de diversos tipos (solomillo o entrecotte de ternera, pollo, morcilla, cerdo,…).

puerto-alicante

Pero bueno, a veces visitamos un restaurante por la comida, aunque la decoración sea simple, otras veces es el paisaje el que nos atrae, en otros casos el precio, hay que saber valorar todo, en este caso es comer o cenar en un barco que está sin movimiento, sin balanceos, por lo que los propensos al mareo pueden disfrutar totalmente.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.