La Gula del Norte, un éxito en la cocina

Escrito por: Javier   @javivicente    3 diciembre 2014     2 minutos

Una receta sencilla no siempre significa que sea mala o que no podamos utilizarla para sorprender a nuestros invitados. Se dice que el ingrediente principal es el cariño y las ganas de hacerlo bien, además de un buen producto y de calidad. Así que teniendo los mejores ingredientes, el plato saldrá perfecto.

La receta más sencilla para los que están empezando en la cocina, es dorar unos ajitos cortados en láminas con un poco de guindilla en dos o tres cucharadas de aceite caliente. Teniendo en cuenta que el ajo pasa del tostado al quemado casi sin darnos cuenta, tendremos que estar mirando continuamente la sartén y en cuanto coja un poco de color, añadir las gulas. Dejar rehogar 4-5 minutos y servir inmediatamente.

Si además, añades unas gambas justo antes de añadir las gulas, el plato será de 11. Como os decimos, el éxito con este producto está asegurado.

Pero si además lo que quieres es dar un paso más, podrás utilizar las gulas para servirlas rehogadas ligeramente junto a una mezcla de hojas de ensalada, para conseguir una ensalada tibia. También puedes preparar una tosta con una rebanada de pan tostado, unas gulas templadas y decorando con unos huevos de codorniz.

Como véis, simplemente es necesario un poco de imaginación para conseguir un sinfín de sorprendentes resultados el día que quieras sorprender a tus amigos, pareja o incluso darte un homenaje. Además es tan sencillo como abrir el paquete y en 10 minutos, tendremos la cena preparada, sin estar toda la tarde en la cocina.

Probadlo, no os arrepentiréis.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.