21 octubre 2011 Madrid, Remitido

Actualización septiembre 2012 :

El sumiller del Lágrimas Negras, Juan Antonio Herrero, se alza con el Wine Spectator Best of Award of Excellence por quinto año consecutivo. Las 920 referencias seleccionadas en la carta del restaurante del Hotel Silken Puerta América, le hacen valedor de este nuevo reconocimiento en 2012. Enhorabuena desde nuestra Guía, por la obtención de este prestigioso premio.

Por cuarto año consecutivo, el jefe sumiller del restaurante Lágrimas Negras del Hotel Silken Puerta América, Juan Antonio Herrero, ha sido reconocido con uno de los galardones más prestigiosos en lo que a cartas de vino se refiere, el “Best of Award of Excellence 2011”, otorgado por la revista estadounidense Wine Spectator. Esta revista cuenta ya con más de treinta años de experiencia a sus espaldas y es una de las publicaciones más influyentes dentro del mundo del vino.

Juan Antonio Herrero no sólo es el jefe sumiller del restaurante Lágrimas Negras, también es el principal asesor en bebidas para toda la cadena de Hoteles Silken. A sus 34 años, este sepulvedano de nacimiento ha conseguido ya varios de los premios más prestigiosos del mundo del vino. En 2004 obtuvo el premio “La Nariz de Oro” en Londres, trabajando para el restaurante The Greenhouse. Poco después regresó a España y en 2005 fue premiado por la revista Metrópoli como mejor sumiller del año, coincidiendo con el comienzo de su carrera en el restaurante Lágrimas Negras. En 2006 recibió el Premio Nacional de Gastronomía “Mención de Honor”.

Con casi 900 referencias, la carta de vinos del restaurante Lágrimas Negras elaborada por su Jefe Sumiller, Juan Antonio Herrero, es ahora, mucho más didáctica e intuitiva, permitiendo a los clientes encontrar el vino deseado de manera más rápida y sencilla. Además, cien caldos nuevos de todas las regiones han sido incorporados a la antigua carta, convirtiéndola así en una de las más completas de la hostelería española.

El restaurante Lágrimas Negras se suma a otros espacios del Silken Puerta América convertidos en iconos del diseño. La enorme bodega, integrada en la sala, compite en atractivo. Una pieza de aluminio y vidrio, separa el restaurante de la cocina, llegando a albergar hasta 900 referencias distintas de vinos, todas ellas a la vista de sus clientes.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *