5 diciembre 2011 Lo celebraremos en ..., Sevilla

Siempre que tenemos que celebrar un acontecimiento importante, nos preocupamos de todos los detalles, pero quizás alguno se nos escape, por ello hay que confiar en profesionales con experiencia y con una reputación conseguida a lo largo de muchos años.

En este caso debemos unir dos empresas : Catering Miguel Angel que ha servido tanto el cóctel como el almuerzo y la Hacienda Atalaya Alta, por la alta calidad de las instalaciones, el cuidado de los jardines y evidentemente de la Sala donde se ha celebrado el almuerzo.

Ningún reparo, ningún problema, todo ha funcionado de maravilla. Un variado, exquisito y abundante cóctel sirve para que los invitados se saluden (puede hacer mucho que no se ven), disfrutar de unos buenos aperitivos y excelentes bebidas, servidos de una forma impecable.

El menú, muy de agradecer, no fué pesado. Después de un cóctel no se tiene mucho apetito, por lo que hay que servir platos ligeros y atractivos, como ha sido en el presente caso. Muchas veces hemos oído a los padres de los novios/as “Queremos quedar bien”, pensando que hay que poner cinco platos. Pues no, quedar bien es servir lo correcto en el momento oportuno. Pero vamos al menú en mesa.

Una exquisita ensalada de bogavante, donde el bogavante era protagonista de la misma (a veces está camuflado como jugando al escondite). La parte de la cola y las pinzas servidas al natural (evidentemente hervido) y el resto de la cabeza en un puding con un sabor sorprendente.

De segundo plato el denominado “Los dos noisettes de solomillo” con cóctel de setas y atadillo de espárragos verdes, al que quizás le sobraba un poco de salsa, según nuestro gusto. Carne tierna, calidad exquisita y servida en su punto de preparación.

Para terminar por todo lo alto, un plato compuesto de “Perfecto de chocolate con nueces, Mini tulipa con helado de chocolate blanco y coulis de naranja”. Para acompañar cava y café e infusiones.

Posteriormente se puede contratar barra libre, tentempié, es decir, se puede prolongar hasta bien pasada la medianoche, por lo que la fiesta se prolongará durante unas horas más. Un catering muy recomendable y el entorno de la Hacienda espectacular.

La Hacienda Atalaya Alta se encuentra a 5 minutos del aeropuerto de Sevilla y a 15 minutos de la estación de Santa Justa. A 15 kilómetros de Sevilla, en la N-IV tomando la salida 521 a Mairena del Alcor-Brenes.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Despedimos el 2011 31 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *