11 mayo 2013 Madrid, Remitido

taller paco roncero

Una mezcla de tecnología y gastronomía en la que mediante un sistema en el que la música, la luz y el movimiento interactúan con los platos ofreciendo un viaje sensorial que junto a la temperatura y la humedad de la sala llevan a unas experiencias únicas.

Cambios inesperados; momentos para el humor, el placer, la reflexión y la nostalgia; escenarios que trasportan al público desde el Nueva York en blanco y negro de los años 50 hasta el Moulin Rouge de Tolouse Lautrec, pasando por un relajado día de primavera en la hierba, una sobremesa bajo una sombrilla con las olas acariciando tus pies o, incluso, trasladándonos hasta nuestra propia infancia.

Taler de Paco Roncero vs Pep Torres (37)Todo ello sucede durante dos horas en torno a Hisia, una “mesa inteligente” de unos seis metros de largo y capacidad para ocho comensales, y con una sucesión de platos nacidos en el propio taller como hilo conductor.

Una sorprendente cata de aceite de oliva (ingrediente fetiche del chef), la versión más inverosímil de las más exquisitas verduras de temporada, su ya célebre hamburguesa de liebre, una paella que se disfruta “casi” sobre sus propias brasas o postres que los comensales pueden “dibujar” a su antojo son algunas de las recetas que componen el menú.

Con una entrada “clandestina” y llena de sorpresas, que incluye un recorrido por los rincones más escondidos del edificio de Alcalá 15 y una pequeña “liturgia” de acceso y preparación. Sus apenas 45 metros cuadrados están equipados con sensores de más de 10.000 bits de señales que “sienten” lo que ocurre en su interior y “reaccionan” a través de un sofisticado sistema que controla la temperatura, humedad, el olor y color de la sala, proyecciones y sonidos.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *