Museo del chocolate Valor (Villajoyosa-A)

Museo del chocolate Valor (Villajoyosa-A)

Escrito por: Ximo    22 abril 2015     Comentario     4 minutos

Una visita a este museo tan goloso, pues vamos a encontrar chocolate en todas las versiones. La visita es muy interesante pues permite conocer la fabricación y el origen de este producto que partiendo del cacao se degusta en todas las partes del mundo.

Lo hemos titulado así porque se encuentra ubicado en la fábrica que esta empresa tiene en Villajoyosa desde hace más de 130 años, pues se inició en el año 1.881 cuando el fundador de esta saga chocolatera comienza a fabricar el mismo, ya que al ser una ciudad costera el tráfico de buques facilitaba la llegada de la materia prima, el cacao.

Los avances técnicos permiten que aumente la producción pues se pasa de un molino manual a otro movido por una caballería, permitiendo la venta al comercio en lugar de las familias cercanas. Año tras año va creciendo, siempre tratando con productos de primera calidad, pero finalizando el siglo XX es cuando se produce la mayor renovación, tratando el grano en la misma fábrica en lugar de comprar la pasta ya hecha, así como la exportación a paises sudamericanos y la elaboración de bombones.

aforo máximo

En sus comienzos había en Villajoyosa más de 200 chocolateros elaborando este dulce producto, al día de hoy quedan tres fábricas: Valor, Clavileño y Chocolates Pérez. Pero hagamos la visita al Museo del Chocolate y la fábrica, pero no se pueden hacer fotografías del proceso de fabricación y no las hemos hecho.

moliendo cacao

Las visitas son siempre guiadas, no hay reservas ni hay que sacar entradas, es gratuito por lo que la entrada es a unas horas concretas (normalmente cada hora, respetando el tiempo del almuerzo) siendo por orden de llegada, pues el aforo está limitado a 50 personas y no entra ninguna más, debe esperar al turno siguiente, por lo que recomendamos “pedir la vez o turno”. Al entrar proyectan un video de 10 minutos aproximadamente donde se explica como es el proceso del chocolate, donde se recolecciona el cacao, hasta que lo tomamos en la merienda, en el desayuno, líquido, sólido, en bombones,… de tantas y tantas formas y con una observación: El chocolate blanco es la grasa del cacao, el menos puro de todos (lo sentimos por los aficionados al mismo).

cacao en grano

Al terminar la proyección se pasa al museo propiamente dicho, donde después de una explicación en vivo, nuevamente del proceso del chocolate pero con cacao y productos que intervienen en la elaboración del mismo, se pasa a la visita “por libre”, donde entre otras cosas vamos a encontrar unos baños porque si es después de la comida, con el tiempo de espera y la visita pueden ser necesarios. Nos ha encantado encontrar carteles y tabletas de los chocolates Matías López, una de las fábricas estaba en El Escorial, tan cerquita de casa. Eran épocas en las que estar gordito era seña de salud, pues … lo podéis observar en el anuncio que figura al pie.

chocolate Matías López

Una vez visitado el museo se pasa a la fábrica. Todo totalmente automático, envolver cada tableta (es el producto que estaban terminando en ese momento), empaquetado, embalaje en las cajas, con un control de calidad extraordinario en el que si una tableta pesa menos de lo que corresponde se retira, si al envolver la misma se dobla un poco el papel, se retira, todo llega al final perfectamente envalado y clasificado. Como hemos dicho no tenemos fotografías de este proceso pues no está permitido hacerlas.

Sede central de chocolates Valor

Finalmente hay una serie de figuras de chocolate, de tamaño más que natural, que se obtuvieron de grandes bloques de chocolate elaborados para el 125 aniversario de la fundación. Por encontrarse en la misma zona tampoco hay fotografías. Ya en la tienda donde se finaliza la visita hay degustación de chocolate (en nuestro caso solamente quedaba el puro, que dicen que es el mejor, pero… queríamos un poco más suave).

chocolates valor

Todas las tabletas, todas las cajas de bombones, todos los tamaños y todos los tipos de chocolate se pueden adquirir (los tamaños industriales no es posible). Los bombones vamos a encontrarlos en una vitrina donde con toda facilidad se pueden elegir, siendo su variedad alta. La duración de la visita (dependiendo de la estancia en la tienda) es de 45-50 minutos aproximadamente.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.