Pierna de cordero asado con chips de boniato

Pierna de cordero asado con chips de boniato

Escrito por: Javier   @javivicente    1 abril 2020     2 minutos

Se puede preparar de infinidad de maneras, pero para aprovechar al máximo su calidad lo mejor es hacerlo asado o a la parrilla.

También llamado lechazo, el cordero lechal es aquel que aún no ha sido destetado de la madre, es decir, su alimentación es única y exclusivamente leche materna, de ahí su nombre. Su edad suele ser entre 20 y 30 días y pesar entre 5 y 6,5 kg.

Tipos de cordero según su edad

Ya hemos hablado del cordero lechal, que es el más joven de todos y es una carne de tono rosado y muy poca grasa de color blanco. Las chuletas se suelen hacer a la plancha o a la brasa, mientras que las piernas, paletillas y resto de carne se aprovecha para asar.

A continuación se encuentra el ternasco o cordero recental, con menos de 4 meses de edad y 13 kilos de peso. Cuando pasan los primeros 45 días alimentándose de la leche materna, se procede a cambiar su alimentación con piensos compuestos, por lo que su grasa inicial desaparece. Su sabor es más intenso, pero menos tierna y requiere una cocción más prolongada. Es ideal para hacer guisos y asados en general.

Costillas Cordero

Por último, y siempre de una edad inferior al año, está el cordero pascual o también llamado cordero de pasto, con una edad superior a los 4 meses. Su peso es aproximadamente entre 35 y 45 kilos y su carne es más oscura, con más grasa y un sabor bastante más fuerte. Los guisos es la mejor manera de cocinarlo.

Ingredientes

  • 4 Piernas de cordero lechal
  • 200 g de boniato
  • 8 dientes de ajo
  • 80 g de brócoli
  • Sal y aceite de oliva

Pierna Cordero Chips Boniato Guiamaximin

Elaboración

Lo primero que haremos será sazonar las piernas de cordero lechal y las colocaremos en una placa de horno con la parte superior hacia arriba, añadiremos un poco de agua y (opcional) unos dientes de ajo. Asaremos durante 1 hora y 45 minutos aproximadamente a una temperatura de unos 150ºC.

Ahora es el momento de dar la vuelta a las piezas y subir la temperatura del horno a 190ºC y dejar que se tuesten durante unos 20-25 minutos.

Para hacer los chips de boniato deberemos pelarlo primero y con ayuda de una mandolina, cortarlo en unas láminas muy finas. Freiremos las láminas en aceite de oliva hasta obtener una textura crujiente. Sacamos los chips y los dejamos sobre un papel absorbente para escurrir toda la grasa.

Servimos la pierna de cordero con un poco de salsa y colocamos los chips de boniato, ligeramente salados, en un lado del plato.

Vía | Cordero Lechal

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.