CRISIS ¿QUE CRISIS?

CRISIS ¿QUE CRISIS?

Escrito por: Equipo    7 julio 2008     Sin comentarios     2 minutos

No queremos ser pesimistas, solamente nos gusta ser honrados, por lo que todos los comentarios que hacemos son con la mejor intención y por supuesto, sin querer hacer daño a nadie.

La crisis se nota. Desde el mes de Mayo de 2.008, si conocéis a hosteleros (es nuestro tema), veréis que se ha notado y bastante.

En principio se ha reducido el gasto en ocio, nosotros incluímos la gastronomía, no la comida de diario, dentro del ocio, pues es una forma de relacionarse y compartir momentos agradables con la familia, amigos, etc.

atun

El otro día, en un establecimiento hostelero del que no somos clientes habituales ni figura en nuestra guía por el momento, oímos comentar al supuesto propietario o encargado a un representante “Hay que rebajar costos, sin rebajar la calidad …”. Quiere decir que se debe emplear la imaginación, ser creativos, para que dentro de lo posible, se ofrezca igual calidad pero sin elevar los precios.

norte

Al día de hoy, los productos de alimentación que generalmente se utilizan en los establecimientos de restauración han subido un 18%. ¡Una barbaridad!. Si dicho importe se intenta repercutir en el precio de la carta nos quedaremos sin clientes.

¿Cómo hacerlo?. No vamos a dar lecciones a nadie, ellos son los profesionales, pero con imaginación sobre todo. Si hay una materia prima que ha subido mucho, supongamos la berenjena, podemos preparar un plato muy similar con calabacín, si mantiene el precio.

jamones

El 30-06-08 aparece en el periódico una noticia indicando que el jamón de bellota ha bajado un 50% en origen, pero que no se ha repercutido a los clientes.
Las ventas han bajado un 30 %. ¿Dónde está la relación oferta-demanda?. Si bajan los precios, deben repercutirse en el consumidor final.

Esperemos que dure lo menos posible, para ello hay especialistas financieros, pero cada uno debe arrimar el ascua a su sardina, nunca mejor dicho tratándose de la restauración. Imaginación, Imaginación e Imaginación. No dormirse en los laureles.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.