15 junio 2011 Cáceres, Dos jamones

entrada

Un restaurante especial, sorprendente, exclusivo, donde dos suizos (Frank y Susanna) deleitan a los comensales (y sorprenden), tanto por la forma de servir, por los platos que preparan y por la amabilidad que derrochan por los cuatro costados.

frutas

No hay carta. Solamente hay un menú único para todos, que no dicen cual es, solamente al hacer la reserva preguntan si hay algo que no puedan comer, para sustituirlo, pero en cualquier caso se desconocen los platos. vinoHay que reservar (imprescindible) con 24 horas y abre solamente de viernes a domingo. Pero merece mucho la pena la espera.

Al no haber comanda, variedad de platos, etc., sirven muy rápido, pero todo recién hecho. Además tienen huerto propio (Frank dice de mi campo), de donde se surten de la mayor parte de los ingredientes. También tienen granja propia (gallinas).

Nada más llegar, te sientas y te sirven una botella de vino tinto, una jarra de agua, una jarra de una mezcla de zumos y el pan. Casi de inmediato sirven el primer plato. En nuestro caso un pastel de verduras con cerezas marinadas. Primer plato, primera sorpresa, primer pensamiento “esto va bien”.

esturión

El ritmo es el adecuado, sin presionar, breves pausas entre plato y plato y siempre al servir, explican los condimentos que llevan y su origen. En el caso del segundo plato son unos mejillones gallegos en salsa especial de la casa, con una brocheta de esturión de Riofrío (Granada).

cochinillo

Continuamos con el paso del Ecuador. Como tercer plato nos sirven cochinillo asado (deshuesado y troceado), con calabacín de la propia huerta y salsa de curry. Todo ello al horno y recién hecho. Son platos que, al menos nosotros, no habíamos comido nunca.

Para “romper” los sabores, nos traen un sorbete de mango, sin grandes presentaciones, con un palillo y hecho en las bandejas de cubitos de hielo. Todo natural, el sorbete fantástico.

cordero

Ello ha dado pie para que el siguiente plato, elaborado a la brasa en el momento, nos presenten unas brochetas de cordero, un trozo de lomo, acompañado de setas y un plato de patatas. Indicar que mientras tomábamos el referido plato nos preguntaron si queríamos más carne. En algunas mesas vimos que sí pedían, pero no sabían lo que les esperaba…

cordero y setas

Una gran tabla de queso, con seis especialidades pero con trozos suficientemente grandes como para satisfacer a todos los comensales, aunque sean muy “ratones”. Quesos ecológicos, seleccionados de distintas zonas de España (Avila, León, Zamora, Los Ibores, etc.). También incluyen un gruyere suizo.

quesos.JPG

No se pide nada, van trayendo y trayendo. Cuando crees que todo ha terminado, te sirven dos licores (guindilla de 50º y aguardiente de 60º). También sirven otros licores preparados por ellos, de 30, 20 y 15 grados, pero que no son “cabezones” y se pueden tomar, pues son muy digestivos. También sirven una jarra de café con chocolate y naranja, así como una jarra con otros zumos digestivos.

digestivos

Ya parece que ha terminado, pero no, todavía quedan las frutas. Un surtido variado, entre las que destacan las cerezas (en plena temporada). Unas cerezas ecológicas, brillantes, recién cogidas, que fueron las preferidas de la mesa. Preguntamos que si podían servir más, inmediatamente nos trajeron un enorme bol con más cerezas. ¡¡¡Qué amabilidad, que disposición para quedar bien con los clientes, te sientes bien recibido, acogedor, con ganas de quedarte!!!.

cerezas

¿Pensábais que se había terminado?. Pues no. Queda el postre “dulce”, de pastelería. Un plato-degustación con helado de chocolate, tarta de queso y un delicioso crocanti, todo ello preparado por ellos. ¡Qué satisfacción!.

postre dulce

El menú, todo lo anteriormente incluído, más vino si quieres, más zumo si quieres, más carne si quieres, más cerezas si quieres, cuesta 31 euros. Por lo cual, cuando pides la cuenta, te traen un plato con tarjetas de la casa y nada más. No hay factura, no hay tickets, no hay tarjetas de crédito. Sólo amabilidad y buen ambiente, así como unos platos sorprendentes.

granja

Importante : Se encuentra en medio de la nada. Para llegar, si venís de Guadalupe, cruzar todo Cañamero, al final hay una gasolinera a la izquierda, pasada la misma a 400 metros a la derecha hay una carretera estrecha pero asfaltada, continuando por ella como a 1 km. a la izquierda, veréis el restaurante. Si venís de Villanueva, antes de llegar a la gasolinera a la izquierda.

huerta

  • Precio Medio: 31 euros precio fijo. Os darán un amarraco por cada menú. Con diez amarracos hay un menú gratis.
  • Recomendación: Hay que reservar al menos con 24 horas. Sólo abre de viernes a domingo. No admite tarjetas de crédito
  • Plato preferido: Todos, pero por destacar alguno los mejillones y el esturión
  • Dirección:
    Restaurante Algo así
    10136 Cañamero (Cáceres).
    Tel.: 927.36.93.22 y 608.70.36.73

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 junio 2011
  2. Queseria del Tietar (La Adrada-AV) 9 diciembre 2011
  3. Despedimos el 2011 31 diciembre 2011
  4. Anónimo 26 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *