El arroz Premium recién hecho para disfrutar en casa

El arroz Premium recién hecho para disfrutar en casa

Escrito por: Equipo    16 septiembre 2021     3 minutos

Comenzó en 2013 y al día de hoy cuenta con 13 establecimientos en Madrid y otros 5 en Málaga. Arroz Premium recién elaborado.

Imagínatelo. Estás en tu casa con los amigos, la familia, … Celebrando un cumpleaños, un reencuentro o simplemente porque ha coincidido por distintos motivos y decidís comer una paella. Preparas el aperitivo, lo disfrutáis con las historietas y risas de cada uno y cuando os coméis el último pinchito suena el timbre de la puerta: El arroz de Carlosarroces acaba de llegar.

¿Y por qué no paella en general? Porque la paella, con sus variadas recetas, es una forma de preparar el arroz, pero hay otras más como el Arroz de marisco, el arroz de la ‘Yaya’, un homenaje a su abuela con la que aprendió a cocinar que figura entre los más demandados, así hasta nueve variedades. Son arroces finos, potentes y llenos de sabor.

Arroz De Nuestra Tierra, Uno De Los Must De Carlosarroces

El problema está en que hacerlos bien es complicado y la solución está en CarlosArroces , los arroces premium para disfrutar en casa que conquistan Madrid. Esta aventura empezó a finales de 2013, cuando Carlos Ripoll -un alicantino con una debilidad especial por los arroces cuya vida laboral le llevó por otros derroteros- cambió el ladrillo por los fogones y lo que comenzó casi como un hobby, se ha convertido en un negocio que sueña con traspasar fronteras y que no deja de crecer. Puedes conocer todos sus establecimientos en este enlace.

Carlos Ripoll, Al Frente De Carlosarroces

De hecho, acaba de inaugurar una nueva tienda en Madrid, en la localidad de Tres Cantos, concretamente en Avenida de los Montes, y hace un par de meses llegaba también a Villalba, acercando así un poquito más su propuesta a distintas zonas de la Comunidad. Porque sin duda en esta firma de arroces a domicilio el punto y la puntualidad importan, y mucho, ya que la idea es que cuando el cliente se siente a la mesa, la experiencia sea de 10… como si el arroz acabara de salir del fuego, evocando esas comidas familiares que fueron el comienzo de Carlos.

Marisco Cenital

Pero además del punto para ser unos arroces ‘llevables’ CarlosArroces ha conseguido el equilibrio perfecto a través de recetas propias, pero siempre con la tradición muy presente, y él tiene claro que la salmorreta (el sofrito que tienen de base los arroces alicantinos) y el caldo son la clave. A esto se suman unos ingredientes de primera -utilizan la variedad bomba, con D.O. Valencia- y una depurada técnica.

Carlosarroces En Cualquier Lugar

En su cómoda web encontramos 9 propuestas diferentes -¡ojo que habrá novedades!, todas ellas originales, con el toque de Carlos. , que lleva caldo natural de pollo, pimiento verde, pollo y ese sofrito especial de la yaya o el de ‘Verduras’, que como bien pone en la página es el preferido de sus clientes y está hecho con verduras naturales de temporada, es la sencillez elevada a lo sublime en cada grano.

Pueblo Cenital

CarlosArroces puede ser el centro de la mesa para una ocasión especial, un domingo en familia, o un martes cualquiera en pareja, porque los hacen a partir de dos raciones y a un precio fabuloso: desde 12 € por persona. La filosofía de la marca se basa en la elaboración siempre con ingredientes estrictamente seleccionados y de máxima calidad para ofrecer un producto premium que conserva la esencia tradicional de la Comunidad Valenciana, preparados en cada sede por arroceros alicantinos especialistas en paellas por encargo a entregar a domicilio o recoger en tienda.

Yaya 1

El arroz Además, en la provincia de Málaga son casi tan afortunados como en Madrid y CarlosArroces acaba de desembarcar allí a lo grande, con 5 puntos de venta: Torremolinos, Benalmádena, Marbella, Fuengirola y Guadalmina. Eso sí, en el sur abren de lunes a domingo tanto en horario de comidas como de cenas.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.