Cerveza Affligem en su 950 aniversario

Cerveza Affligem en su 950 aniversario

Escrito por: Equipo    29 marzo 2012     Sin comentarios     3 minutos

La Historia de Affligem es una historia llena de rituales, dedicación, pureza, calidad y sabiduría cervecera, por ello abrir una botella elaborada como hace casi un milenio, es sorprendente. Por ello te invitamos a retroceder casi mil años y disfrutar de los sabores más auténticos, precibiendo todas las propiedades de una cerveza con doble fermentación en botella.

Casi un milenio va a cumplir esta cerveza, que desde la abadía belga de Affligem da nombre a la misma. Esta cerveza de abadía de doble fermentación en botella tiene su orígenes en el monasterio más antiguo de Flandes que celebra este año su 950º aniversario, pero se sigue produciéndo como el primer día manteniendo su sabor y su receta original después de cientos de años. Saborearla es un auténtico ritual porque la autenticidad tiene que ser degustada con tranquilidad, sin prisas y con los sentidos abiertos.

Nunca se bebe una Affligem sólo por beber algo. Se bebe porque realmente se quiere disfrutar de un momento especial. A solas o con amigos, para compartir las cosas valiosas y esenciales de la vida. Y brindar por ellas. Para apreciar una Affligem, hay que estar preparado para ella, conocer su Historia, conocer el valor de lo atemporal. Sólo entonces Affligem inspira un gozo sincero.

Su receta y su elaboración siguen siendo como hace cientos de años, nada ha cambiado. La “Fórmula Antiqua Renovata” es un método que sólo permite el empleo de los mejores ingredientes naturales: agua de manantial, malta y hierbas. Algunas de ellas de los mismos campos de la abadía. La “formula antiqua renovata” fue confiada a la fábrica de cerveza de Opwijk, cercana a la aldea de Affligem, donde empezó todo.

Toda tradición tiene sus rituales. Para garantizar el mejor sabor y maximizar la experiencia de consumo Affligen hay que seguir unos pasos que siempre se deberán cumplir.

Debido a su segunda fermentación en botella y para garantizar que Affligem está en sus mejores condiciones, las botellas deben guardarse verticalmente entre 8 – 10ºC en un lugar fresco y oscuro; así la levadura reposará en la parte inferior de la botella. A continuación, se debe enjuagar la copa Affligem, secarla cuidadosamente para que quede perfectamente limpia.

Es el momento de abrir la botella con suavidad y servir la cerveza lentamente en la copa. Se debe hacer con un leve giro. Así se consigue que la levadura permanezca en el interior. La servimos hasta que te queda el 10% dentro de la botella. De esta manera, la copa contendrá una clara y brillante Affligem. El resto de la cerveza que queda en la botella es levadura que tendrá un aspecto turbio, contiene vitaminas y es muy nutritiva.

Si añadimos la levadura a la cerveza varía su sabor. Por esta razón, cuando servimos una Affligem existe la posibilidad de servir la levadura en una pequeña copa al lado de la cerveza: es el amante de Affligem el que decide que forma de consumo encaja más con su carácter y personalidad:

1.- Separar la levadura y disfrutar sólo de una Affligem clara y brillante
2.- Beber ambas copas de forma independiente apreciando los matices.
3.- Añadir la levadura a la cerveza

Puedes disfrutar de tu cerveza Affligem con cualquiera de sus tres variedades: Blond, doble y triple. Cada una de ellas representa la mejor tradición cervecera de Bélgica, productos muy especiales procedentes de lugares cargados de historia y de saber hacer que se ha mantenido puro a lo largo de los siglos.

Y para celebrar su 950º aniversario, Affligem está preparando una edición super especial que se lanzará a lo largo de 2012.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.