30 octubre 2011 GuiaMaximin, Madrid, Remitido

París, sus bulevares, su gastronomía y sobre todo su “savoir faire”. Quién no se ha sentado en el Bulevar de los Italianos, de Montparnasse, en Saint Germain o en cualquier otro y ha degustado las ostras servidas sobre una capa de hielo picado (a veces con la acera nevada). Ahora puedes sentir esa misma sensación en Madrid, ya que Juan Bravo 25 (Juan Bravo, 25. Madrid. Tel. 91 411 60 04. www.juanbravo25.com) recupera este pequeño placer y brinda la posibilidad de disfrutarlo en su terraza, que se viste de invierno al estilo parisino.

Una botella de champagne, una docena de ostras y toda la noche por delante… En los bulevares de París es muy habitual ver a las parejas saborear, a la luz de las velas, uno de los maridajes más sensuales que existen.

Porque a partir de ahora, cada jueves, viernes y sábado desde las 20:00 y hasta las 00:00 horas, el cliente puede dejarse llevar por las sensaciones que inspira este afrodisíaco dúo, presentado en dos formatos diferentes: una botella de champagne y una docena de ostras, por 60 €; o bien una copa y una unidad, por 8 €. En cualquier caso, siempre con la mejor calidad y sugerentes matices que seducirán a todo tipo de paladares.

Las ostras, consideradas como un manjar desde la antigüedad y muy apreciadas por sus propiedades afrodisíacas y su sabor extremadamente complejo, son de de la variedad Fine de Claire. Criada en los Parques de Marennes y muy clásica, tiene un gusto yodado, como si de un bocado de mar se tratase. Y con el sello y la excelencia de Daniel Sorlut, que desde 1930 ofrece una gama excepcional. En cuanto al champagne, se trata de Taittinger Brut Reserve, con aromas a melocotón, flores blancas, miel y vainilla. Resulta fresco y armonioso, perfecto para potenciar la untuosidad de las ostras y suavizarlas.

Éstas reposan sobre una cama de hielo pilé, en un espacio reservado en exclusiva para ellas, y para abrirlas, cuentan con un profesional de la casa Sorlut. Y todo ello, en un ambiente lleno de personalidad. Juan Bravo 25 es la elección ideal para quienes, tras disfrutar esta propuesta, quieran continuar con una especial cena. Porque este restaurante acaba de iniciar una nueva etapa con el experimentado chef Antonio Ortega al frente de los fogones, quien recupera el lado más tradicional de este referente del tapeo gourmet.

Así, su terraza recibe la nueva temporada con su traje de invierno, idóneo para convertir su espacio al aire libre en una glamourosa opción. En el salón del establecimiento, cálido y evocador, se pueden degustar sugerencias tan apetecibles como el Tronco de bacalao con pil-pil ligero de riojana o el Medallón de solomillo de añojo a la parrilla con foie y boletus.

El precio medio del comedor es de 40 €. También ofrece multitud de opciones para picar. Es el caso de la Presa con cebolla confitada y torta de casar o las Croquetas caseras de jamón ibérico. Cuenta con servicio de aparcacoches.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Belén

    Hola. Desde luego es evocador e incluso más elegante que muchas terrazas parisinas, al menos en las fotografías. Tendremos que probar, gracias por la sugerencia. Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Ostras Daniel Sorlut – Para disfrutar la Navidad 17 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *