El Jardín de Porlier buena mesa en un espacio acogedor (Madrid)

El Jardín de Porlier buena mesa en un espacio acogedor (Madrid)

Escrito por: Maximo    11 septiembre 2018     Sin comentarios     4 minutos

Un restaurante donde se percibe desde la entrada que el cliente es bien recibido. Atención correcta, buen ambiente y una oferta gastronómica de gran calidad.

Ficha

El Jardín de Porlier

c/General Díaz Porlier 95 - Madrid

Teléfono: 916.22.52.42

Tipo de cocina: Tradicional evolucionada

Plato recomendado: Arroces y pulpo

Precio medio: 30€

complejolavega.es

5,0 (sobre 5,0)

Porque desde que se entra uno queda prendado de su ambiente, pues la barra atractiva respecto a comodidad y amplitud, los sillones con mesas bajas para tomar un aperitivo mientras esperamos al resto de los comensales o porque nos apetece, dos espacios agradables con mesas amplias y cómodas y todo ello muy bien decorado donde los flamencos son protagonistas. Buena atención y profesionales que conocen bien su trabajo. Un buen proyecto de María Cobos, restauradora toledana con más de 15 años de experiencia y actual propietaria.

Pensamos que hacer un recorrido por los platos de la carta es la mejor forma de conocer la cocina de un establecimiento, por lo que siempre organizamos un pequeño menú degustación que cumpla dicho objetivo. Dos comensales compartiendo todos los platos que permite disfrutar de una variedad más amplia. Esta ha sido nuestra experiencia.

Acompañamos los platos con un vino blanco de Finca la Estacada D.O. Uclés coupage de sauvignon blanc y chardonnay. Para comenzar nos presentan un aperitivo con dos de los entrantes más solicitados de la carta: Un excelente jamón ibérico de Jabugo de Sánchez Romero recién cortado a cuchillo y de excelente calidad. Asimismo un guacamole natural con nachos, recién elaborado y de excelente textura y sabor. Un exquisito comienzo.

Seguimos con unas colas de langostinos crujientes con salsa de soja igualmente recién elaborados, en su punto de temperatura y de calidad superior. Se percibe que los platos están elaborados con cariño, que se pone todo el amor a la cocina en el plato. Lo hemos percibido no solamente en nuestros platos sino en los de las mesas que estaban en nuestro entorno.

Continuando con los productos del mar un pulpo a la brasa con crema de cachelos. Pulpo muy bien preparado y la crema de cachelos dándole el toque de equilibrio. Muy rico y será uno de nuestros platos cuando regresemos. Nos llega uno de los preparados más solicitados de la carta: el arroz. En este caso un arroz caldoso de rape y boletus. ¡¡¡Sensacional!!!. Hemos visto en mesas cercanas las paellas, también con un aspecto estupendo. Hay distintas variedades de arroces, una docena de ellos incluyendo la fideua alicantina. Una buena opción.

El toque oriental lo pone un tataki de atún con sésamo, huevas de atún, acompañado de salsa de soja y ensalada de wakame, completando el plato pimientos lágrima rojos. Insistimos que son platos a compartir, que nos presentan emplatados para comodidad, siendo las raciones normales más amplias.

Un plato típico madrileño, original de Córdoba, donde el rabo de toro es el protagonista. Estofado al vino tinto de una calidad excelente y como diría un gran amigo, que se deshacía con la mirada. Tierno, sabroso y muy fácil de consumir por la textura de su carne. Un gran plato para disfrutar.

Pues pensábamos que habíamos terminado pero nos llegaba una de las joyas de la cocina castellana, el cochinillo asado. En este caso confitado a baja temperatura y presentado sobre una cama de cebolla igualmente confitada y completamente deshuesado, siempre pensando en facilitar su consumo. Sin que se enfaden nuestros amigos segovianos ¡¡¡Riquísimo!!!.

¿Y quien se resiste después de esta estupenda comida a poner el broche de oro con un postre?. Pues la elección es la tarta Porlier, una tarta de manzana fina con helado de vainilla. El hojaldre crujiente, templado, siendo sin lugar a dudas la mejor tarta de este tipo que hemos tomado.

Por supuesto nos han quedado algunos temas pendientes, pero todo tiene su límite, si bien hemos tomado nota para la próxima visita de los chipirones a la plancha con trigueros y romesco, algún arroz seco quizás el arroz del senyoret, rodaballo al horno con patatas… La oferta es seleccionada y muy apetecible.

El día que hemos estado, un día entre semana, a mediodía, donde evidentemente había algunas mesas donde disfrutaban del menú del día. Un menú que tiene un costo de 15 euros e incluye un primer plato (a elegir entre tres), un segundo plato (también a elegir entre tres), postre, café, pan y una bebida a elegir entre varias opciones (en vino son dos copas). Muy recomendable tanto en carta como menú del día.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.