Estoque una buena cocina y excelente carne (Majadahonda -M)

Estoque una buena cocina y excelente carne (Majadahonda -M)

Escrito por: Silvia    21 diciembre 2018     Sin comentarios     4 minutos

Excelente relación calidad/precio en este restaurante donde la buena atención, la calidad del producto y la elaboración de los platos son sus normas.

Ficha

EStoque

Avda. de España 70 - Majadahonda Madrid

Teléfono: 91.668.39.21

Tipo de cocina: De mercado y clásica evolucionada

Plato recomendado: Calamar frito, Carnes a la brasa

Recomendación: Reservar

Precio medio: 40-45€

restauranteseltoque.com

5,0 (sobre 5,0)

ES Toque, Toque y Tocata tres versiones de calidad con ritmo. Nosotros hemos visitado Es Toque con más frecuencia por lo que nos vamos a referir al mismo, aunque la calidad y atención son similares en todos ellos. Una cocina tradicional de calidad y unas excelentes carnes nos harán disfrutar de una de las mejores mesas de la zona. La cocina a la vista y unas cámaras refrigeradas a la entrada, donde se madura la carne, nos invitan a ir decantándonos por nuestra elección.

Cuatro espacios donde elegir, dos salones para comidas o cenas “más serias”, una excelente y amplia barra para esperar al resto de comensales o tomar algo de picoteo y una zona de barra con mesas un poco más informal. En todos los casos está garantizado el buen servicio y la calidad de los platos. Una excelente carta en las que hay platos que se puede pedir por medias raciones, unas sugerencias del día en una pizarra y una carta de vinos donde tienen cabida varias D.O. españolas con blancos, tintos y generosos así como champagnes de nuestros vecinos franceses.

Indicar que es un día viernes, a mediodía y con el restaurante al completo. Previendo dicha circunstancia llegamos a las 14 horas pero a las 14,30 ya estaban ocupadas todas las mesas (calculamos al menos 80 comensales). Nos presentan las cartas, nos toman la comanda de las bebidas y nos sirven un aperitivo de queso batido con remolacha, picos y regañas, así como pan de dos tipos. Un buen comienzo.

Nos toman la comanda y dado que uno de los platos era el lomo bajo nos presentan una pieza de 1,2 kgs. de carne de La Finca, con 10 años y madurado durante 40 días. Se puede ver la fotografía de la referida pieza antes de su presentación a las brasas. Nos llega el primero de los entrantes, calamar frito como en Santander, con ali oli de hierbas y lima. ¡Espectaculares!. Tiernos, crujientes, nada aceitosos… Riquísimos.

Otro de los entrantes han sido las patatas bravas con salsa de tomate casero con chiles ahumados y ali oli de ajo negro. Pues qué decir, aunque sean unas humildes patatas se convierten en una joya gastronómica por el contraste. Quizás la salsa de tomate picante en exceso para algunos paladares, recomendamos solicitar la misma en un recipiente aparte. Que las sirvan con el ali oli solamente y agregar, según gustos, la salsa de tomate picante. En cualquier caso son extraordinarias, muy bien preparadas y además las sirven por medias raciones. ¡No perdérselo!.

Y llegamos al plato fuerte. No hemos dicho pero éramos cuatro comensales compartiendo todos los platos, por lo que el lomo bajo corresponde a cada uno una ración suficiente. En su punto de temperatura, textura, brasas,… Lo sirven con patatas fritas y salsa ligera. ¡Carne y ejecución impecables!.

Pues queda sitio para el postre, a los que es difícil resistirse aunque no sea uno muy goloso. Aquí también encontramos algunos de ellos en media ración. Nos decidimos por una excelente tarta de la leche, así se denomina, una tarta de queso servida con frutas del bosque, nueces y mermelada de kiwi. ¡Premio! Presentación y sabor excepcionales. Se ha tomado compartida.

Otra de las elecciones ha sido el Cremoso de yuzu y chocolate blanco con crumble de pistachos, muy completo y de sabor y textura exquisitos. Y el tercer postre ha sido el Arroz con leche cremoso quemado y helado de leche fresca con crujiente de canela servido en recipiente aparte. Excelente de sabor pues no estaba muy dulce por lo que se apreciaba mejor su elegante sabor.

Un tempranillo de 9 meses de las bodegas Carmelo Rodero de la D.O. Ribera del Duero ha acompañado esta magnífica comida que os aconsejamos disfrutar y que tenemos que repetir por diversas razones. La primera es la calidad y buena atención. La segunda porque se nos han quedado pendientes algunos platos como las croquetas cremosas de jamón ibérico, los torreznos trinchados, las chuletitas de cabrito y antes de que pase de todo el otoño la sugerencia de angulas de monte y trompeta negra sobre crema de cachelos y huevos de corral a baja temperatura.



Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.